Actualizado hace: 10 horas 28 minutos
Francisco Valle Intriago
Sin pan ni pedazo

El miércoles 25 de noviembre, los portovejenses fuimos informados por varios medios de comunicación de la realización de dos actividades nocturnas: una cultural y otra deportiva. A pesar de ser un hincha emelecista, opté por asistir al lanzamiento de un libro relacionado con la historia de la calle Rocafuerte, cuya autoría es del Sr. Ing. José Toro García y su respetable esposa, evento que se realizó en el Museo Portoviejo y Archivo Histórico.

Viernes 04 Diciembre 2015 | 04:00

Fue grande mi sorpresa ver que en el lugar que se iba a realizar el acto cultural estaba totalmente lleno; realicé una mirada panorámica al salón y puede ver a distinguidas damas y respetables caballeros añejos del Portoviejo del ayer. 
Al ver que no había cama para tanta gente, recordando un tema musical del Gran Combo de Puerto Rico, decidí trasladarme al estadio Reales Tamarindos a presenciar el encuentro deportivo; fue grande mi segunda sorpresa al observar que los diferentes ingresos al estadio estaban cerrados; en otras palabras, me quedé sin pan ni pedazo.
Al dar a conocer esto, me permití hacer un llamado de atención a las diferentes autoridades que tienen que ver con el desarrollo cultural de la ciudad, un llamado que estoy seguro es también de todos los portovejenses para que realicen la construcción de un teatro para nuestro querido Portoviejo.
En la década del 70, nuestra ciudad fue considerada la capital cultural del país, siendo la Flor de Septiembre unas de las actividades culturales de mayor trascendencia que la realiza el colegio nacional Olmedo, bajo la dirección cultural en aquel tiempo del Lcdo. Horacio Hidrovo Peñaherrera,  donde se destacaban poetas extranjeros y nacionales, como don Nelson Estupiñán Bass, don Adalberto Ortiz, el poeta Antonio Preciado, doña Ileana Espinel, entre otros. 
En aquel tiempo, también poetas manabitas como el Dr. Vicente Espinales, Wadia Laguano, Horacio Mendoza, la poetisa Ximena Mendoza, alcanzaban un ascenso vertiginoso en el campo literario.
A pesar de tantos ofrecimientos de conformación de grupos de apoyo, nuestra ciudad no goza de un teatro digno para la capital manabita, por lo que ya es hora que Portoviejo goce de un gran escenario para presciencia de actos culturales.
El desarrollo de un pueblo también se lo valora por sus actividades culturales. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: