Actualizado hace: 6 horas 5 minutos
Santo Domingo
Santodomingueño muere en un accidente de tránsito en España

Hace trece años, cuando viajó a España, Pedro Bravo Espinoza dejó escrito en una Biblia cómo quería que se despidieran de él cuando llegara su muerte.

Miércoles 11 Junio 2014 | 09:50

En una página en blanco antes de que inicie el Nuevo Testamento se observa el escrito de “Miguelito”, como lo llamaban de cariño.
“La muerte es algo a quien todos tememos, pero es algo inevitable, sólo que unos nos vamos adelante y otros después. Si yo llegara a morir primero no quiero que sufran. La vida sigue para ustedes. Te pido Amalia que cuides de mis hijos y a ellos les pido que cuiden a su mamá”, escribió Bravo hace trece años. 
El texto fue encontrado por el último de sus hijos, el día que Bravo falleció.
Hortencia Cabrera, esposa, comentó que no se imaginaron que en aquella Biblia hallarían ese texto.
“Antes de irse a España nos dijo que leyéramos la Biblia, pues ahí nos había dejado su última voluntad, sin embargo pasó el tiempo y por una u otra cosa no se lo hizo”, indicó Hortencia.   
El hoy occiso tenía pensado regresar a Ecuador en octubre próximo. 
El sábado anterior Bravo murió en un accidente de tránsito en Murcia, España, donde vivía, mientras se movilizaba en su motocicleta hacia el campo para trabajar.
Sus familiares comentaron que la moto fue alcanzada en la parte trasera por un auto en donde iban dos hombres en supuesto estado de embriaguez. 
“Miguelito” fue llevado hasta un hospital de la localidad, pero no resistió las lesiones ocasionadas por el impacto y falleció al siguiente día (domingo). 
Eduardo Bravo, hijo, contó que la casa de salud hasta donde llevaron a su padre se ha hecho cargo de realizar los trámites para que el cadáver sea repatriado a Ecuador.
Se espera que el cuerpo de Bravo llegue el próximo sábado a Quito y luego sea trasladado a Santo Domingo.  
“Debido a que mi papá se convirtió en donante de órganos el hospital decidió ayudar con la repatriación de su cuerpo”, sostuvo Eduardo. Dijo también que en el departamento en el que vivía en Murcia tenía arregladas las maletas que traería en octubre. 
Eduardo manifestó que un hermano de su papá viajó a España para agilitar el proceso de repatriación. 
“Somos de escasos recursos económicos, necesitamos ayuda para poder solventar los gastos que se han hecho, debemos alrededor de 4.000 dólares, dinero que se prestó para poder comprar el pasaje de mi familiar que viajó a España. Pedimos a las autoridades que nos ayuden para poder traer el cuerpo lo más pronto posible”, dijeron sus familiares.
“Miguelito” era el quinto de doce hermanos.
Su familia lo recuerda como a un amante del deporte y muy trabajador.
Tenía cinco hijos, el último es menor de edad. Él vivía solo en España.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala