Actualizado hace: 424 días 16 horas
Pavel Villamar Mendoza
Enamorándonos hasta los tuétanos

El Ministerio de Educación ha decidido evaluar a los maestros del país.

Jueves 28 Mayo 2009 | 22:02

El ministro Raúl Vallejo dice que se busca lograr una educación pública de calidad, condición previa para alcanzar una sociedad equitativa y democrática. La Unión Nacional de Educadores ha decidido resistirse a la evaluación. Su presidenta, Mery Zamora, dice que la resolución ministerial viola la Constitución del Ecuador, y la Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio Nacional. Argumentos interesantes. El problema surge, como siempre, cuando cada parte quiere imponer sus posiciones, sin entender los intereses de la otra. Así, Raúl Vallejo llama a los docentes a no seguir a una dirigencia atrasada, que no entiende sobre la revolución ciudadana. Mery Zamora pide al presidente Correa que limpie su gabinete de los que andan pintados de verde. Y una chica del programa televisivo En Corto, le pregunta, a nuestra primera educadora, dónde se tildan las palabras esdrújulas. Ya paremos. Hace miles de años, maestros de la guerra, como Sun Tzu y Julio César, sabían que la fuerza es la última razón. Asterix y Obelix también lo sabían. El mundo del mañana, socialista o no, debe construirse a base de propuestas razonadas, y no de agresiones a los que piensan distinto. Un mundo de beneficio general se sustenta en acuerdos, no en enfrentamientos. Por eso propongo que reunamos al Ministro de Educación y a la Presidenta de la UNE, para que escuchen una canción de El Chavo, que dice así: “ENAMORÁNDONOS, hasta los TUÉTANOS, fuimos QUERIÉNDONOS, ¡ay! con tal pasión, que algunos PÉRFIDOS, sin más ESCRÚPULOS, nos llaman CÁNDIDOS, ¡ay! sin dilación… Pero al FANÁTICO, de lo ROMÁNTICO, le importa un RÁBANO el qué dirán, si somos cursis, es cosa nuestra, y nunca, de nadie más…” Entonces, el primero que escuche una palabra esdrújula levantará la mano y dirá: ¡Esa, esa, esa! (La canción se repetirá hasta que las identifiquen todas y se pongan de acuerdo). Los demás pongámonos, ya, a construir un país verdaderamente de todos y para todos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias