Actualizado hace: 16 minutos
Libertad Regalado E.
Adicción en línea

Cada vez los peligros son más cercanos a nuestros hogares; es más, nos invaden; y lo que es peor, nosotros los padres no nos damos cuenta. Como maestra sé que jugar nunca ha sido malo; es más, pedagógicamente es recomendable, ayuda a desarrollar sentimientos de solidaridad;, aprenden a compartir, a enfrentar problemas, a respetar las opiniones del otro. La enseñanza lúdica es más intensa y significativa, lo que aprendamos jugando no lo olvidamos. Lo malo es que el juego se convierta en lo más importante de la vida de ser humano; su salud mental, física y emocional corre un grave riesgo.

Jueves 14 Mayo 2009 | 21:21

Cada vez son miles los adolescentes y niños que ingresan a formar parte de los millones de consumidores de juegos virtuales en el mundo. Muchos países han iniciado campañas educativas para poder contrarrestar esta verdadera pandemia que está causando muchos males en quienes se convierten en adictos patológicos o clínicos. Los signos que presentan quienes están en la adicción virtual son: pereza, apatía a la vida familiar y escolar, bajo rendimiento académico, introversión, su único tema de conversación es los nuevos videos juegos, privación del sueño debido a que para engancharse en la red lo hacen a altas horas de la noche, normalmente entre 12 de la noche y 4 de la mañana, hora en que los padres descansan. Lo nuevo en los videos juegos es pertenecer a una comunidad virtual, en la cual se conectan con personas de otros países, y para pertenecer hay que pagar cuotas mensuales que les garantiza estar conectados los treinta días del mes y además los convierte en compradores compulsivos de lo que el mercado virtual produce. Estas comunidades virtuales los llevan a vivir otras realidades, las que los hacen rechazar su entorno y paulatinamente van reemplazando sus amigos y familia por los integrantes de su comunidad. Estos juegos les permiten interactuar como personajes que van desde héroes guerreros, pandilleros, magnates, gánsteres, sicarios, seres con poderes especiales que actúan en escenarios virtuales. Profesionales señalan que el grupo más vulnerable y que corre el riesgo de experimentar conductas adictivas son las personas con rasgos de introversión, con baja autoestima, con una vida familiar carente de actividad, ellos en el ordenador obtienen las cosas que desean y nadie les pide nada a cambio, la máquina no los controla ni les dice si lo que hacen está bien o mal, el mundo virtual que crean lo va compensando de las insatisfacciones de su vida y por eso son presas fáciles de esta adicción. Si su hijo o un miembro familiar aún no es un adicto virtual, inicie controlando las horas que el está expuesto a la pantalla, se recomienda que la conexión a la red no se prolongue más allá de dos horas. Como ven, amigos lectores, no solo hay que cuidarnos de los virus que afectan nuestra salud sino de estos video- juegos en línea que puede ocasionar males irreversibles.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: