Las cinco operadoras de transporte urbano exigen al Municipio de Santo Domingo que se relaice un nuevo estudio que determine los costos de operación de las unidades.

Piden que se tome en cuenta el incremento en el costo del galón de diésel, cuyo costo hoy alcanzó el $ 1,48.

El Municipio deberá decidir si da paso al alza de pasaje o asume un subsidio trimestral o semestral.

George García, presidente de Ejecuttrans, aseguró que incluso están dispuesto a que el cabildo se haga cargo de los buses y del servicio.

Los dirigentes sostienen que están en quiebra y que la disminución de los usuarios y el alza de precio en los insumos los ha golpeado con fuerza.
En Santo Domingo el pasaje urbano cuesta 30 centavos.

El último incremento entró en vigencia en noviembre de 2015.