La venta del sistema de los silos que pertenecieron a la empresa pública Unidad Nacional de Almacenamiento fue una medida inadecuada, sobre todo en Manabí, donde hacen falta espacios de almacenamiento de productos agrícolas, en especial granos, para abastecer en temporadas de escasez.

En su mayor parte, los silos se utilizaban para guardar el maíz para uso en actividades agrícolas y pecuarias.

Al acopiar el grano, había disponibilidad suficiente para la alimentación de las personas y los animales y para que los agricultores obtuvieran mejores precios en las temporadas de cosecha.

Desde esta columna se defendió la necesidad de que se pusieran estas estructuras al servicio del campesinado a través de alguna figura que permitiera la concesión.

“Los silos se utilizaban para guardar el maíz para uso en actividades agrícolas y pecuarias”.

Cuando se hace más notoria la posibilidad de que el fenómeno El Niño afecte al país y que la producción del agro se vea perjudicada por las variaciones climáticas, el Estado debería plantearse opciones para garantizar la existencia de la materia prima, en este caso, maíz, arroz y otros productos.

Al tiempo, hay que destacar que, si bien el Estado debe ir desprendiéndose de su rol de empresario, tiene que analizar la pertinencia de cada proceso.

Editorial de El Diario publicado este domingo 29 de octubre del 2023 en nuestra edición impresa.