Quisieron secuestrar a un pescador en Jaramijó



A un pescador intentaron secuestrarlo a punta de disparos, pero el arma se encasquilló.

El intento de secuestro ocurrió en el cantón Jaramijó la noche del domingo, informó la Policía.

Los delincuentes viajaban en un auto de donde se bajaron dos de ellos.

Uno de ellos estaba armado y se dirigieron hacia el pescador, que estaba en el portal del negocio de un familiar.

https://www.eldiario.ec/actualidad/ecuador/corte-constitucional-no-logra-los-votos-para-archivar-juicio-politico-a-lasso/

Cuando ubicaron a su víctima, la tomaron para subirla al vehículo.

Sin embargo, un familiar del pescador intervino y en ese momento el secuestrador que estaba armado intentó disparar varias veces, pero el arma se encasquilló y no salió ningún tiro.

Ese instante fue aprovechado por el resto de los familiares, que salieron a ayudarlo para que no se lo llevaran.

En el informe policial se indica que los secuestradores se asustaron al ver salir a los familiares y escaparon en el carro en que andaban sin lograr su cometido.  

Después de lo ocurrido, al lugar llegaron agentes policiales, tomaron procedimiento de lo ocurrido y se abrió una investigación.

En  esta se busca establecer las razones por las que se registró el intento de secuestro al pescador, cuya identidad se mantiene bajo reserva.

Por el momento se analizan videos de cámaras de seguridad que habrían captado el momento del intento de secuestro.

La Policía informó que este caso es investigado de oficio, y hasta ayer la familia no había presentado una denuncia formal de lo ocurrido.

Más casos de secuestros

De la misma manera, esta entidad tiene conocimiento de que en el cantón se registran aproximadamente tres secuestros por mes, la mayoría extorsivos, que son cuando a la familia se le pide una cantidad de dinero determinada para entregar a la víctima.

https://www.eldiario.ec/internacionales/mata-a-su-profesora-y-hiere-a-otras-cuatro-personas/

De estos casos, la mayoría no son denunciados y las familias deciden resolverlos por su cuenta entregando dinero a sus victimarios.

En una investigación policial se sabe que la mayoría de las víctimas son pescadores artesanales e industriales, pero tampoco están fuera del radar los comerciantes de negocios grandes.

En septiembre del año pasado se hizo público el que sería el primer secuestro en Jaramijó donde los victimarios pedían 180 mil dólares. Una cantidad que la familia no podía pagar, dijo la Policía.



WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE