Piden control para que respeten nuevos precios de los pasajes



Desde hoy, 3 de mayo, se empieza a cobrar las nuevas tarifas de pasajes en el transporte inter e intraprovincial, con el 15% de incremento.

El alza de los pasajes había sido anunciada el pasado 20 de abril, luego de que los transportistas paralizaran sus actividades ante el aumento del precio del diésel en un 44% desde julio del año pasado, cuando se liberó el precio de los combustibles.
Los nuevos valores de los pasajes rigen desde el 1 de mayo, pero por el toque de queda del fin de semana se empiezan a aplicar desde hoy.
En el tarifario publicado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), constan los precios normales y preferenciales, pues para las personas de la tercera edad y con discapacidad hay un 50% de descuento.
Para la ruta Portoviejo-Manta, por ejemplo, el pasaje cuesta $1,27, mientras que la tarifa preferencial es de $0,63.
De Portoviejo a Guayaquil el pasaje costaba $5 y pasó a $5,75, aunque usuarios aseguran que desde hace más de un año se cobra $6.
Carlota Moreira, quien el viernes llegó a Portoviejo desde Guayaquil, dijo que hace tiempo le cobran $6 por el viaje, cuando el precio oficial era $5.
Agregó que no sabe por qué lo hacían, si el alza recién se dispuso el mes pasado.
“Es un dólar más que cobran ahora, eso me quedaba hasta para comerme unas tortillas”, comentó la señora, quien teme que cuando viaje de nuevo el pasaje le cueste más.

DIRIGENTE. Eduardo Burgos, gerente de la Unión de Cooperativas de Transporte de Pasajeros de Manabí, indicó que los 6 dólares de Portoviejo a Guayaquil lo vienen cobrando de acuerdo a los servicios diferenciados que brindan los buses en las categorías “A” hasta la “AAA”, que establece el reglamento.
“En el caso de los extras no programados (en feriados), a veces da la capacidad de subir hasta en un 50% de la tarifa, pero a veces la ciudadanía no conoce esta normativa”, explicó.
El dirigente dijo no tener claro si en el caso de los buses que brindan el servicio ejecutivo también se vaya a aplicar la nueva tarifa.
En el listado de la ANT no aparecen los valores de las rutas que cubren los buses ejecutivos.
“Me imagino que también tiene que ser regulado, a lo mejor no se vaya a aplicar porque la situación que estamos viviendo es muy crítica. La sociedad tiene que conocer que no es que tratamos de afectar el bolsillo del ciudadano”, recalcó.
Por eso, insistió en que el pedido que han hecho al Gobierno es la focalización al precio del combustible, porque de esa manera contrarrestarían un poco la situación que están pasando como transportistas. “Estamos trabajando con el 50% de frecuencias, el 75% de aforo, a eso hay que incluir que no hay usuarios frecuentes, todo se ha mermado”, señaló.

DEUDAS Las deudas que mantienen con la banca es otro de los problemas que, asevera, están agobiando a los transportistas, pues incluso una concesionaria de vehículos ya les ha retenido buses por falta de pago.
“Entendemos que hay que cancelar, pero la realidad es que no podemos pagar, no hay ni siquiera para pagar la letra”, mencionó Burgos, al agregar que por eso también han pedido apoyo al Gobierno debido a que desde junio del 2020, cuando retomaron las labores, han estado trabajando a pérdidas, más ahora que se debe cumplir el confinamiento por cuatro fines de semana, lo que les reduce dos días de trabajo a la semana.

CONTROLES. Quienes viajan con frecuencia a otras ciudades, esperan que se realicen controles y se haga respetar el nuevo tarifario, pues aseguran que algunas cooperativas ya venían cobrando un precio más alto del tarifario anterior.
Desde Portoviejo hasta Quito, por ejemplo, se ha estado cobrando $11, cuando en el nuevo tarifario de la ANT consta que el pasaje costará $9,95, dijo un viajero.
“Aquí se cobra de más y nadie controla los precios. A Guayaquil cobran hasta 7 dólares”, comentó Felipe Lino, quien suele viajar por trabajo a esa ciudad.
Jazmín Bermúdez considera que a pesar de que el alza del pasaje entre cantones es mínima, les terminará afectando a quienes viajan a diario. Ella, por ejemplo, viaja de Jipijapa a Manta y pagaba $1,50 (el pasaje costaba $1,65) y ahora deberá cancelar $1,90.
A la semana le representará al menos $4 más, pero al mes serán cerca de $20. “Por suerte por ahora combinamos con el teletrabajo”, comentó.