Actualizado hace: 4 horas 36 minutos
CARNICERÍA EN LA UNIVERSIDAD
Por: Freddy Solórzano

Lunes 18 Enero 2021 | 15:46

A la universidad Eloy Alfaro le calza como anillo al dedo eso de “pueblo chico, infierno grande”. Son tiempos de elecciones para llegar al rectorado; algunos se han olvidado lo que pregonaban hasta hace unos meses fuera de las cuatro paredes de la universidad.

Eso de que son representantes del conocimiento de la academia, estudiosos con maestrías que se han quemado las pestañas, quedará para pregonarlo en otra ocasión. La corbata al armario, los libros a empolvarse en algún rincón, ahora la pelea por obtener el poder es como en cualquier campaña política de cualquier pueblo de este país: con zancadillas, verdades a medias y golpes bajos.
La universidad es un reflejo de la sociedad. No podemos pedirle a los académicos nada fuera de lo normal. Pero aceptar aquello es aceptar que nuestra universidad no ha crecido un centímetro en los últimos años.
Resignarnos a ver como se sacan los ojos, los unos y los otros, es una derrota estrepitosa. Es peor, mucho peor, que los edificios que cayeron en la universidad por el terremoto del 2016.