Actualizado hace: 11 horas 34 minutos
Detenidas 16 personas en Líbano en el marco de las investigaciones por las explosiones en el puerto de Beirut

Jueves 06 Agosto 2020 | 16:31

Las autoridades de Líbano han anunciado este jueves que hasta el momento han sido detenidas 16 personas en el marco de las investigaciones por las explosiones registradas el martes en el puerto de la capital, Beirut, que han dejado al menos 137 muertos y más de 5.000 heridos.

El comisionado estatal ante el tribunal militar de Líbano, Fadi Akiki, ha indicado que, además de los detenidos, hay un número indeterminado de personas bajo investigación. "Las pesquisas continúan para incluir a todos los sospechosos", ha agregado.
Asimismo, ha señalado que la escena de las explosiones permanecerá cerrada hasta el fin de las investigaciones y bajo "supervisión" de la Policía Militar y la División de Información de las Fuerzas de Seguridad Internas, según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.
Akiki ha agregado que las investigaciones "cubren todas las circunstancias que han llevado a esta explosión masiva y a las muertes y heridas causadas a soldados y civiles inocentes, además de los muy graves daños matariels".
Por último, ha recalcado que entre los detenidos están varios altos cargos de la autoridad del puerto de Beirut por su presunta responsabilidad en el almacenamiento y mantenimiento de los explosivos que estaban almacenados en uno de los silos afectados.
Las autoridades libanesas han ordenado además durante la jornada congelar los bienes y ha emitido una prohición de viaje contra siete miembros del citado organismo que se encuentran bajo arresto domiciliario, tal y como ha recogido el diario libanés 'The Daily Star'.
Si bien las causas de las explosiones aún están por confirmar, la principal hipótesis es que 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se acumulaban desde hacía seis años en uno de los almacenes del puerto de Beirut ardieron por las precarias condiciones de seguridad en el lugar.
Las autoridades han declarado el estado de emergencia para Beirut, han liberado una partida presupuestaria de 100.000 millones de libras libanesas (unos 56 millones de euros) y han creado una comisión de investigación que en cinco días, a contar desde el martes, debe aportar sus conclusiones sobre las causas de lo ocurrido.
Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.