Actualizado hace: 2 horas 20 minutos
Árboles sembrados hace 18 meses en La Poza de Manta superan los 3 metros de altura

Tres metros es la altura que superan varios de los árboles que hace 18 meses fueron plantados en La Poza.

Sábado 23 Mayo 2020 | 10:49

 Esa iniciativa, llamada Manta Respira, fue promovida por dos jóvenes mantenses e involucró a más de 250 personas que en conjunto plantaron 100 especies nativas y resistentes al clima seco de la ciudad.

El proyecto es apoyado  por personas como Mariuxi Mendoza, quien habita en la ciudadela Universitaria. Ella ha tratado de hacer contactos para replicar la iniciativa en otros sectores de la ciudad. También está Katty Mendoza, quien, aunque no puede plantar árboles en su casa porque el terreno es pequeño, sí lo ha hecho en áreas recreativas del sector Horacio Hidrovo, donde vive.
 Leonardo López, uno de los jóvenes mentalizadores del proyecto Manta Respira, dijo sentirse orgulloso de lo que hasta ahora se ha logrado. “Le hemos dado vida a este sector que siempre estuvo muerto”, señaló.
La Poza, ubicada a orillas del mar frente al edificio del Municipio de Manta, fue por años un sector abandonado y considerado peligroso por la Policía, debido al expendio de droga y muertes de indigentes registradas.
Hoy, sin embargo, este sector muestra un paisaje verde y lleno de vida, indicó  López.
Muchos de los árboles han crecido, principalmente de la especie acacia.
Pero también hay ficus, guayacán, olivo negro, nim, algarrobo, entre otros.
El objetivo, agregó Gabriel Pazmiño, quien es parte del  proyecto, es convertir La Poza en un gran parque familiar. “Y al parecer lo lograremos, porque la alcaldía desea construir en la zona el parque más grande del Ecuador frente al mar”, recordó.
Los árboles de Manta Respira formarán parte de esta gran obra, agregó Pazmiño.
más áreas. En Manta, otros lugares que podrían ser arborizados son los bordes de la avenida de La Cultura, Urbirríos, la vía a San Mateo y demás áreas rurales, sugirió Mariuxi Mendoza.
Añadió que quienes no puedan plantar uno podrían crear pequeños huertos en sus terrazas o balcones, y así crear un pequeño espacio verde en medio de una ciudad de cemento.
Ella también destaca el trabajo que hacen clubes como la Cámara Junior Internacional (JCI), cuyos miembros plantan árboles, pero muchos de ellos no continúan por la edad, pues el grupo solo lo integran personas de entre 18 y 40 años.