Actualizado hace: 5 horas 19 minutos
Cinta sobre los desaparecidos en la dictadura, candidata de Paraguay al Óscar

La película "Matar a un muerto", que aborda los enterramientos clandestinos de las víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), fue seleccionada por la Academia del Cine del Paraguay para competir por una nominación a la Mejor Película Internacional en los Óscar de 2021.

Viernes 04 Diciembre 2020 | 20:15

 El filme, dirigido por Hugo Giménez, fue elegido tras la convocatoria abierta a los filmes locales que reunían las premisa exigidas por la Academia de Hollywood para ser seleccionada, según informó la Academia paraguaya en las redes sociales.

La cinta, el primer filme de ficción de Giménez, forjado en documentales y cortometrajes, aborda la historia en el marco de la represión a los opositores del régimen de Stroessner y dentro del contexto de la Operación Cóndor, coordinada por las dictaduras del Cono Sur en el último cuarto del pasado siglo.
La historia se centra en dos hombres encargados de enterrar cadáveres de esas víctimas en un bosque, los cuales se enfrentan a todo un dilema de conciencia al encontrar que una de ellas vive todavía.
El destino y desenlace de ambos personajes tiene lugar durante la final del Mundial de Fútbol de 1978 disputado en Argentina, país que en ese momento estaba gobernado por una Junta Militar.
La película competirá con alrededor de un centenar de todo el mundo que buscan estar entre las cinco nominadas para tomar parte en la categoría de Mejor Película Internacional en la ceremonia de los Óscar del próximo año.
"Matar a un muerto" ha sido reconocida en varios festivales internacionales y tuvo una gran éxito en su estreno en Paraguay en marzo pasado, una trayectoria que se frustró con el cierre de las salas a causa de la pandemia.
La película está además preseleccionada para competir en los Premios Goya del próximo año.
Paraguay vivió durante 35 años bajo la dictadura de Stroessner hasta que un golpe militar lo desalojó y tuvo que refugiarse en Brasil, donde vivió hasta su muerte, el 16 de agosto de 2006.
La Comisión Verdad y Justicia documentó en un informe divulgado en agosto de 2008 que 425 opositores y activistas sociales fueron ejecutados o desaparecieron y casi 20.000 detenidos en ese tiempo. EFE