La vicepresidenta de la República, Verónica Abad, solo podrá disponer de hasta tres personas como parte de su equipo de trabajo.

Lo hará mientras dure su permanencia en Israel, como enviada para velar porque regrese la paz en dicho país.

El presidente Daniel Noboa dispuso que se realizará la reestructuración institucional de la Vicepresidencia de la República.

Lo hizo, luego que decidiera enviar a Israel a la vicepresidenta Verónica Abad.

El 23 de diciembre, el Ministerio del Trabajo emitió un acuerdo ministerial para reformar el acuerdo ministerial n.º mrl-2014-0171.

Allí se establecieron las escalas remunerativas para el personal diplomático y personal auxiliar del servicio exterior.

Además se establecieron parámetros y fórmulas sobre los cuales se van a determinar los valores a recibir por concepto de gastos de residencia y gastos de representación.

Estos se aplicarán únicamente cuando el personal diplomático deba desplazarse a prestar sus servicios en el exterior.

Para el caso del vicepresidente, los valores determinados en dicha disposición serán financiados con recursos del presupuesto de la Vicepresidencia de la República.

Estos valores serán pagados desde la fecha en que los servidores emprendieron viaje hacia el lugar de su destino.

Finalmente que, para el cumplimiento de las funciones como embajador, el vicepresidente de la República podrá incorporar a su equipo de trabajo solo hasta tres personas.

Estas personas serán nombradas desde la Cancillería como funcionarios de designación política con los beneficios sociales del servicio exterior.

Dichos gastos serán cubiertos con el presupuesto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

En tanto, Abad se encuentra en Israel desde el pasado 10 de diciembre con la misión de “sentar las bases de paz entre los pueblos en conflicto del Medio Oriente”.