Actualizado hace: 7 horas 7 minutos
Manabí
Tres guardias de la refinería y cinco narcos fueron condenados por tráfico de armas en Manta

Viernes 10 Enero 2020 | 14:49

Los cinco hombres que se enfrentaron a balas con la Policía para que una narcoavioneta logre despegar, fueron sentenciados a cinco años de cárcel. 

La aeronave estaba en la vía interna de los terrenos del Gobierno donde se proyectaba construir una refinería.
Esa misma condena recibieron los tres guardias de seguridad que permitieron el acceso de los narcos a los predios de la petroquímica.
Los involucrados fueron condenados la tarde de ayer, jueves 09 de enero 2020, en el Palacio de Justicia, en un juicio que duró varias semanas, y la sanción fue dada a conocer de forma oral. La audiencia fue reservada para proteger la seguridad del Estado.
Los ocho hombres fueron condenados a cinco años de cárcel porque les incautaron doce armas de fuego que eran de uso militar y de alta potencia.
También les decomisaron 157 mil dólares en efectivo, por lo cual fueron sentenciados anteriormente a doce meses de prisión.
Ellos fueron detenidos el 1 de abril del 2019, cuando los policías pretendían incautar la avioneta cargada con droga, pero la nave despegó porque los narcos se enfrentaron a balas con la Policía mientras viajaban en una camioneta doble cabina sin placas. En la operación incautaron varias luces que las habían usado como señales en tierra para el aterrizaje de la aeronave.
En el juicio, el fiscal Rubén Balda mantuvo la acusación en contra de los implicados por el delito de tráfico de armas de fuego.
En esta operación incautaron nueve pistolas automáticas, dos fusiles y una carabina con 332 balas.
Uno de los fusiles tenía incorporada una mira telescópica, cuyo sistema podía aumentar la imagen de manera nítida para disparar de forma perfecta al objetivo enfocado.
Una pericia hecha por los agentes de la Unidad de Criminalística determinó que la mira telescópica cumplía dos funciones: apuntar con precisión y regular el impacto del proyectil a mayor distancia.
Incluso podían dispararle a una persona ubicada a más de 500 metros.
El arsenal fue incautado  por los policías de inteligencia de la Unidad de Investigación Antinarcóticos (UIAN). Todos los detenidos estaban armados, se reveló en el juicio.
Se informó también que la nave llevaba una carga de droga, porque en el lugar del aterrizaje encontraron varios sacos de yute y una escalera que habría sido usada para embarcar la mercancía.
Además hallaron 40 señales aéreas cuyo sistema se encendía presionando un botón, y de forma inmediata las luces iluminaban la carretera.
Encontraron 16 canecas, de las cuales cuatro estaban llenas de combustible denominado “avgas”, cuya  gasolina tiene un octanaje alto y está diseñada para uso en motores de aviación.
Esta operación fue noticia internacional porque, a raíz del despegue de la nave,  el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, reveló que en el país había 2 mil pistas clandestinas no controladas que son utilizadas por los narcotraficantes.
Los narcos sentenciados son Eddie Mora Tomalá, Jaime Mallorca Almache, José Bravo Mendoza, Elton Aguilar Vélez y Luis Zambrano Vargas.
Uno era un policía en servicio activo que trabajaba en una unidad de inteligencia en Machala.
Otro era un expolicía, dado de baja.
Los guardias recluidos son  Oscar Pinargote Pacheco, Estuardo Zamora Zamora y Jhonny Calderón Holguín. Los tres son oriundos de la comunidad El Aromo.
El abogado Lenin Zambrano, quien trabaja en la Defensoría Pública de Manta, estuvo al frente de la defensa de los ocho procesados. Él informó que la Fiscalía solicitó una condena de nueve años con cuatro meses, pero la petición no fue acogida por los jueces y los condenaron a cinco años de cárcel.
El abogado manifestó que sus defendidos han cumplido casi un año de prisión, y ese tiempo será descontado en la pena impuesta.
Zambrano informó que apelará la condena porque, a su criterio, los ocho procesados son inocentes.
“Buscaremos justicia hasta las últimas instancias, porque no quedarán en indefensión”, agregó.
Este operativo surgió a raíz de una información reservada que recibió la Policía sobre el arribo de avionetas en Montecristi, luego de que una nave que llevaba un cargamento de droga se estrellara el 10 de marzo en la comuna Río Bravo.
María Paula Romo, ministra del Interior, sostuvo que este operativo fue hecho cuando un equipo de agentes buscaba supervisar y detectar vuelos clandestinos dentro de la Refinería.
“Hubo un enfrentamiento, y en la ejecución de la operación se interceptó los carros de los narcos, pero la avioneta huyó”, dijo la ministra en esa época. En la foto, el dinero incautado.
El territorio de la refinería está ubicado en un 65 por ciento en Montecristi y el resto en Manta. La nave aterrizó en El Aromo (Manta).