WhatsApp ha cambiado en las últimas horas su discurso y ha dicho que nadie perderá la funcionalidad de su cuenta, incluso si no acepta su nueva política de privacidad, dando así marcha atrás a lo que venía sosteniendo.

“A nadie se le eliminará la cuenta o perderá la funcionalidad de WhatsApp el 15 de mayo a causa de esta actualización”, indicó la aplicación de mensajería (propiedad de Facebook) en una entrada en su centro digital de ayuda para usuarios.

Asimismo, al contrario de lo que había sostenido antes, WhatsApp anunció
que no enviará recordatorios “persistentes” a los usuarios que rechacen o ignoren los nuevos términos.

Hasta ahora, WhatsApp había explicado que los usuarios que no aceptaran
las nuevas condiciones irían recibiendo recordatorios “persistentes” y progresivamente perderían algunas funcionalidades de la aplicación, como la capacidad de acceder a las listas de chats para conversar, entre otras funciones.