Actualizado hace: 3 horas 9 minutos
Robos aumentaron cuando terminó la cuarentena en Manta

Miércoles 23 Septiembre 2020 | 19:49

Con el fin de la cuarentena por el covid-19, los robos a personas empezaron a subir en distintos sectores de Manta. Uno de los casos se registró en el parqueadero del mercado Los Esteros, la semana pasada. 

La Policía informó que el comerciante había retirado 1.200 dólares, y cuando llegó al parqueadero fue atacado por tres hombres que bajo amenazas y empujones le quitaron el dinero. 
En el video del robo se observa cómo la víctima forcejea con los maleantes, pero finalmente le quitan el dinero y huyen a pie del lugar. Otro robo fue al restaurante La esquina de Guso, en el que actuaron cuatro ladrones armados con un cuchillo y un revólver que se llevaron más de mil dólares y seis teléfonos celulares de clientes y empleados. También está el caso de Lucía, que esperaba el bus en la vía principal del barrio Cuba cuando dos hombres en moto le arrancharon el celular. 
La Policía informó que, según sus datos estadísticos, existe un repunte del treinta por ciento de robos a personas en comparación con la época de la cuarentena. Reciben hasta ocho denuncias a la semana por este delito. Sin embargo, estas cifras comparadas en el mismo periodo del año 2019, es decir del uno de enero al cuatro de septiembre, siguen siendo bajas, ya que por esas fechas recibían casi el doble de denuncias. 
Dentro de esta investigación, la Policía determinó que actualmente los ladrones operan en distintas ciudades para evitar ser detenidos. Algunos de ellos se mueven entre Manta y Portoviejo, dos de las ciudades más pobladas de Manabí. Con ello se coordina el trabajo policial entre estos cantones.
>Lo que roban. La Policía informó que sus datos arrojan que el artículo más robado en las calles sigue siendo el celular. Y por ello recomienda tomar precauciones, como no caminar por calles oscuras, solitarias, y no cargar el celular de manera visible, sino en los bolsillos o carteras. Además, se detectó que los ladrones prefieren usar dos marcas de motocicletas para cometer los robos: Suzuki y la Ax-100.