“Alan” abrió la puerta del pabellón 5 e inició la masacre en la Penitenciaría



“Alan” traicionó a ‘Los Choneros’ y abrió la puerta del pabellón 5 de la Penitenciaría de Guayaquil para que ‘Los Tiguerones’ y ‘Los Lobos’ acabaran con sus exaliados.

La tragedia dejó 119 personas masacradas en una guerra de bandas que lucha por el control de las cárceles del país. A las nueve de la mañana pasó un preso de ese pabellón y abrió la puerta del patio para que ‘Los Tiguerones’ y ‘Los Lobos’ ingresaran a exterminar a quienes cumplían sus condenas en el ala cuatro de ese pabellón y que pertenecían a la organización de ‘Los Choneros’.  
El presunto responsable de la incursión es alias “Alan”, uno de los líderes de la facción chonera que comandaba aquel pabellón. Él decidió traicionar a su jefe, el mantense José Adolfo Macías, alias “Fito”, para aliarse con ‘Tiguerones’ y ‘Lobos’, que controlan los pabellones 8 y 9 de ese centro carcelario, según un informe del portal digital Primicias.
“Alan” intentó que los 40 prisioneros choneros del ala 4 lo siguieran, pero ellos no obedecieron sus órdenes y eso les costó la vida.
‘Tiguerones’ y ‘Lobos’ lanzaron granadas en ese sector y después dispararon sus armas de largo alcance contra todo lo que se movía. “Fue un infierno, rompieron las paredes, disparaban y tiraban bombas. Nuestro comandante nos dijo que permanezcamos en nuestras celdas, que el que se metía, moría”, relató uno de los detenidos que logró sobrevivir y fue liberado horas después.  
Así se cumplió la ambición de ‘Tiguerones’ y ‘Lobos’ de expandir su territorio dentro de la Penitenciaría, como respuesta al “alarde” de ‘Los Choneros’ de que tenían el poder absoluto durante la fiesta de cumpleaños del segundo al mando de la organización, Junior Roldán, alias “Junior”, el 24 de septiembre.