Un individuo ha matado a cuatro de sus familiares en el barrio de Queens, en Nueva York, antes de ser abatido por policías.

Hay dos agentes heridos por arma blanca y otra persona ha sido hospitalizada en estado crítico.

La Policía recibió una llamada telefónica de una adolescente sobre las 05h10 horas del domingo que denunció que un primo suyo “estaba matando a sus familiares”, según ha explicado el jefe de la Policía de Nueva York, Jeffrey Maddrey, en una rueda de prensa recogida por el diario ‘The New York Post’.

Cuando llegaron los agentes un policía recibió un corte en la cara en un ataque del sospechoso, que intentaba salir del lugar con una maleta de ruedas. Otro agente recibió un corte en el cuello.

“Cuando llegaron a la entrada vieron a un hombre saliendo a pie. Llevaba equipaje. Los agentes le hicieron una o dos preguntas en un encuentro que duró unos diez segundos. Entonces el hombre sacó un cuchillo y cortó a un agente en el cuello y el pecho y golpeó a otro en la cabeza”, ha relatado Maddery.

Un agente veterano de 28 años disparó entonces al sujeto y le causó la muerte, según ha relatado el Departamento de Policía de Nueva York.

El sospechoso quedó abatido en el lugar, mientras llegaban ambulancias para atender a los heridos.

Los policías no pudieron acceder a la vivienda porque había un incendio. Los bomberos sofocaron las llamas y dentro fueron hallados tres cadáveres.

Otro fallecido, un niño, estaba fuera de la casa. En los cuatro casos tenían heridas de arma blanca que serían la causa de la muerte.

El sospechoso abatido ha sido identificado por la Policía como Courtney Gordon, de 39 años. Fue trasladado a un hospital donde solo se pudo certificar su muerte.