El presidente de Liga Universitaria de Quito, Esteban Paz, no se guardó nada en una entrevista que dio hoy viernes en una radio.

Habló sobre el caso Pedro Pablo Perlaza y la decisión de que no sea parte ya del primer equipo, pese a ser seleccionado nacional.

El jugador tiene el mejor contrato de su carrera, gana sustancialmente más que en Delfín y en los anteriores clubes que estuvo. Aún así vemos caras largas, dijo primero Paz.

“Sin embargo cuando llega a Liga de Quito aparecen un sinnúmero de factores que ponen mucha presión al contrato de Pedro Pablo. Aparecen siete hijos y problemas legales, accidentes de tránsito, etc. etc.. Y por ese reconstruyó el contrato para ayudarlo”, reveló el dirigente.

Agregó que Perlaza está al día, y es el único que aún así no está cómodo con lo que gana, porque quiere más.

“Hemos tratado de ayudarle, aún así él no quiere y dice que no le tratamos como seleccionado, como un jugador importante”, dijo Paz.

“El compromiso es la base para ser jugador de Liga. Mientras tenga contrato deberá seguir, tiene el mejor contrato de su vida deportiva y no soy yo el que tiene siete hijos ni el que choca los carros a cada rato, pese a todo el jugador está al día”, manifestó Paz en diálogo con Área Deportiva.

Agregó que nadie puede pasarse por encima de la institución y hacer lo que le da la gana. “Nadie puede irrespetarle a sus compañeros, como han sido irrespetado al decir el jugador no bajo a entrenar o no juego; eso no puede pasar, por eso se tomó la decisión de que no juegue”, recalcó.

El directivo quiteño señaló que si no hay una oferta o el jugador no cambia se quedará en Liga sólo entrenando.

Pedro Pablo Perlaza tiene contrato con Liga hasta el 2023.

Pablo Repetto, exentrenador de Liga y quien trajo a Perlaza a Liga, dijo que “ví que no hubo compromiso, el compromiso que esperábamos. Por eso, en los últimos partidos no contamos con él. Perlaza rompió con las normas de convivencia impuestas en el plantel”, declaró.