El Ajax de Amsterdam logró hace unos días su 35º título de la Eredivisie, un entorchado que pertenece literalmente a los aficionados. A raíz de la ausencia de público esta temporada, el club neerlandés decidió fundir el trofeo liguero en 42.000 partes con forma de estrella para entregarlas a sus abonados. Una original iniciativa que no tiene precedentes en el fútbol de élite.

“Esta temporada hemos jugado prácticamente sin público. Al menos, en la tribuna no estaban. Aun así, hemos notado su apoyo cada semana. De camino al estadio, en las redes sociales y en el contacto personal. Ya dijimos que este título es para vosotros y compartir el trofeo es la máxima prueba de ello”, indicó el director general del club, Edwin Van der Sar. 

“Tras este turbulento año, hacemos a los aficionados partícipes de nuestro campeonato de la forma más pura posible”, añadió el exportero del equipo, que ha mostrado su estrella en las redes sociales del mismo modo que jugadores del equipo como Ryan Gravenberch o Dusan Tadic.

Pese a las restricciones por la pandemia, los aficionados del Ajax salieron a las calles para celebrar el título de la Eredivisie. Los futbolistas del equipo ajacied pudieron festejar el éxito junto a sus hinchas, aunque con una distancia de seguridad, en el los aledaños de su estadio.

El Ajax ha jugado 30 de los 34 partidos de la competición liguera  con el estadio vacío, también en su casa, el Johan Cruyff Arena, y además de la Eredivisie también han ganado la Copa KNVB. El año pasado la temporada no terminó debido al estallido de la pandemia en marzo y el título, al que optaba el Ajax, quedó desierto. 

“Jugar en un estadio vacío no se puede comparar con el Johan Cruijff Arena lleno. Esta temporada hemos echado muchísimo de menos a la afición, aquí en Amsterdam y en todos los partidos fuera. Por eso, queremos dedicar este título a nuestros aficionados. Estamos deseando jugar de nuevo para ellos”, declaró el delantero  Tadic.

No toda la pieza metálica que recibirán los socios del Ajax pertenece a la bandeja que conmemora a los campeones. De los 3,45 gramos de peso de la estrella, solo 0,06 gramos provienen del trofeo, puesto que es la proporción mínima para que todos los aficionados reciban “una parte del Ajax”, que es como ha nombrado esta campaña el club neerlandés.

Nota tomada de La Vanguardia.