Un debut agridulce tuvieron este lunes Lionel Messi y Argentina en Río de Janeiro con el empate 1-1 con Chile en el Grupo A, su ‘bestia negra’ en las finales de la Copa América en 2015 y 2016, mientras que Paraguay tomó el liderato al vencer de remontada por 3-1 a Bolivia.

La selección de Uruguay, la quinta componente del grupo, debutará el 18 junio en un choque con Argentina.

El segundo día de partidos en la edición 47 del torneo añadió preocupaciones y tensiones entre las diez delegaciones y las autoridades sanitarias al revelar el Ministerio de Salud de Brasil que ha detectado 41 casos de covid-19 entre jugadores, miembros de las comisiones técnicas y personal que trabaja con la organización.

Hasta el momento se han descubierto casos de coronavirus en las plantillas enviadas por Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela.

De los 41 contagiados, según la fuente, 31 casos corresponden a jugadores y miembros de las selecciones citadas, y otros 10 a personal contratado en Brasilia para el torneo.Torneo.

Todos fueron aislados en un hotel en la capital del país.

La acción en el Grupo A comenzó positiva para la Albiceleste y su capitán.

Messi anotó hoy a Chile su gol 73 en 145 partidos con la Albiceleste, un golazo de tiro libre que no le bastó a su equipo para alcanzar el triunfo.

‘La Pulga’, además, es el máximo artillero de Argentina en torneos oficiales con 39 dianas, y dejó atrás a Gabriel Batistuta que marcó 38.

En el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro, Argentina echó a la caneca varias opciones de gol ante la Roja.

Pero en un tiro libre ejecutado con impecable técnica, el capitán de la Albiceleste superó la barrera y clavó el balón lejos del alcance de Claudio Bravo, su excompañero del Barcelona.

Corría el minuto 33 y la balanza la desequilibraba un golazo de Messi.

Para la segunda parte Chile salió con todo a empatar y Argentina, repitiendo los descuidos en defensa del último partido por eliminatorias, salió desconcentrado y se vio sorprendido por el ímpetu de La Roja.

Así, en el minuto 53 una jugada a favor de Chile que fue analizada por el VAR se convirtió en un penalti contra Argentina concedido por el árbitro colombiano Wilmar Roldán.

Eduardo Vargas tomó el rebote a los 57 y convirtió el 1-1, después de que Emiliano Martínez contuvo el remate de Arturo Vidal.

Messi lo intentó y en el minuto 69 hizo un disparo que pegó en un defensor chileno y se fue al tiro de esquina, pero Argentina no tuvo claridad ni tranquilidad y Chile se mantuvo fuerte en defensa.

En Goiania, en el estadio Olímpico Pedro Ludovico, la Albirroja y Bolivia protagonizaron el segundo partido del Grupo A.

La Verde se adelantó en el marcador cuando el VAR confirmó un penalti que sancionó el árbitro peruano Diego Haro por una mano en el área del paraguayo Santiago Arzamendia.

Erwin Saavedra se encargó de ejecutarlo y convirtió el gol en el minuto 10 para el 0-1.

A los 20 minutos se intercambiaron los papeles y esta vez el árbitro pitó un penalti a favor de la Albirroja. Sin embargo, el VAR le hizo ver a Haro de nuevo la acción y el peruano reversó su decisión, tras hacer la revisión del mismo.

A los 45+9 Bolivia se quedó con 10 jugadores por la expulsión por doble amonestación de Jaume Cuéllar.

Esto lo aprovechó Paraguay, pues en el segundo tiempo despertó. Igualó 1-1 en el minuto 62 con tanto de Kaku y siguió de largo con Ángel Romero, que convirtió un doblete a los 65 y 80 minutos.

El viernes próximo, en la segunda jornada del Grupo A, Chile se medirá con Bolivia y Argentina hará lo propio ante Uruguay. Tendrá asueto Paraguay.