Un certero disparo en el tórax acabó con la vida de Carlos Tuárez Napa, de 40 años, en la avenida San Rafael de Quevedo.
El fallecido trabajaba como guardia de una finca y una escuela y, mientras se dirigía a su trabajo a bordo de su motocicleta, fue interceptado por dos desconocidos.
Los maleantes intentaron robarle la moto, Tuárez por resistirse al asalto fue baleado.
Los ladrones huyeron llevándose el teléfono celular y los documentos del guardia, quien fue auxiliado por vecinos del sector y aún con vida lo llevaron al hospital Sagrado Corazón de Jesús, donde confirmaron su deceso.
El hecho ocurrió a las 02h20 del amanecer de hoy, Domingo de Resurrección.

Lea más en Diario Centro de este 05-04-2021.