El sábado 14 de mayo en Quito mataron a Manuel Zúñiga Santillán, el “King Majestic” o líder nacional de la autodenominada nación “Latin Kings” y los primeros indicios de este crimen al estilo sicariato apuntan a integrantes de la banda “Los Lobos”, según la Policía.

Los miembros de “Los Lobos” están señalados en la investigación como principales sospechosos del crimen de Zúñiga, quien lideró a los “Latin Kings”, durante 22 años.

Según la Policía e informes que han publicado medios de comunicación de Quito, un día antes de que Manuel Zúñiga fuera acribillado, una facción de los “Latin Kings” se enfrentó a integrantes de “Los Lobos” en el parque La Carolina, de Quito.

Se señala que en “Los Lobos” había descontento pues Zúñiga tenía acercamientos con bandas rivales, como “Los Choneros”, “Tiguerones” y “Chone Killers”, para busca la pacificación entre organizaciones, publicó el portal primicias.com

“King Majestic” fue asesinado cuando viajaba en un auto por el sector de Conocoto, en Quito. En el atentado murió su pareja, Gabriela Cruz, y su mascota, un perro.

Zúñiga administraba un negocio de catering, que logró tras acuerdos de paz con el Estado que hizo un plan de reinserción de los “Latin Kings” en 2007 en el gobierno de Rafael Correa.

La corporación “Latin Kings” en su cuenta de Facebook informó o negaron que ellos promuevan venganza o violencia, “pues estamos enfocados en el progreso de nuestra gente y de nuestras familias, queremos decirles que nosotros vivimos de una manera pacífica donde promovemos la paz, justicia y libertad, creando conciencia y respeto hacia la sociedad y la comunidad a la que pertenecemos y en la cual hemos venido trabajando más de quince años desde que fue aprobada nuestra legalización en el año 2007”.