Una balacera dejó a una niña de diez meses de edad herida, en Manta.

Esto luego de que un vehículo evadiera el control policial de rutina y empezara una percusión.

Producto de ello, hubo un cruce de balas, y, al impactar un proyectil en el parabrisas de un vehículo, restos de vidrios se incrustaron en el cuerpo de la pequeña.

La menor fue trasladada hasta una casa de salud.

Paralelamente a ello, la persecución continuó y en el barrio Los Geranios finalmente se logró detener la marcha del carro. Allí detuvieron a cuatro personas y en el vehículo se halló tres fusiles, cien balas y otras armas.

El coronel Carlos Ramírez, jefe de la Policía de Manabí, informó que los operativos continúan en las próximas horas.

Lea todos los detalles de este hecho e nuestra edición impresa de mañana.