Horas después de la muerte de José Varela Figueroa,  de 42 años, la Policía logró atrapar a su presunto criminal.  La muerte violenta de alias “La Vaca” ocurrió a las 11h00 del lunes, en el recinto Pambilar de Calope, de Quinsaloma, provincia de Los Ríos.

Según la Policía, la víctima, al parecer, se dedicaba a la venta de drogas.
El reporte de la institución del orden detalla que Varela era miembro de la banda “Los Choneros”, y había tenido problemas por territorio con dos hombres, uno conocido como “Rubén” y  el otro como “Negro Molo”, ambos miembros de la banda “Los Tiguerones”.

“Rubén” y “Negro Molo”, habrían asesinado a “La Vaca” para apropiarse del sector y poder vender drogas, informó la Policía.
Agentes de la Dinased, al conocer estos detalles, realizaron varios allanamientos hasta poder capturar a uno de los presuntos asesinos.

Los sospechosos fueron identificados como Rubén L., quien registra un proceso judicial por tenencia de armas y Ángel R., con un largo historial delictivo por robo e intimidación desde el año 2012.

Carmelina Bass, esposa del fallecido, contó a los agentes que mientras su esposo permanecía acostado en una hamaca, por la parte trasera de su casa habían ingresado los asesinos, uno de ellos rebuscó dentro de su vivienda  y al salir le dijo a su cómplice que no había nada y que había que matar a Varela, luego huyeron del lugar.

Horas antes del asesinato, José Varela había regresado de Quevedo donde acudió hasta  la cárcel a firmar su asistencia debido a que estaba con régimen semiabierto por el delito de tráfico ilícito de sustancia sujetas a fiscalización.

La Policía realizó allanamientos hasta poder ubicar a Rubén L., quien fue reconocido por la esposa del fallecido como uno de los participantes del crimen.
La víctima registraba antecedentes por tenencia de drogas y abuso de confianza.