El banco de leche humana del hospital Verdi Cevallos necesita un promedio mensual de 45 a 50 litros, pero solo recolectan entre 25 y 30.

Julissa Cantos, médico de esta área, mencionó que la casa de salud tiene la sala de neonatología con mayor demanda, por lo que la necesidad del alimento es alta.

“Tenemos capacidad de almacenamiento de 260 litros y se puede pasteurizar de 7 a 8 litros diarios, pero no se cumple con esta cantidad porque las donadoras son pocas. Alcanzamos entre 25 y 30 litros mensuales; y diariamente se necesitan unos 1.5 litros que varía de acuerdo a la cantidad de pacientes y ritmo de alimentación del neonato”, comentó.

Para donar leche materna se necesitan ganas, que el estado de salud de la mamá esté óptimo y tener negativos los exámenes de VIH, hepatitis y sífilis, que los realiza la casa de salud.

Este líquido es vital para los bebés que nacieron entre la semana 24-26 de gestación porque evita complicaciones posteriores en su salud.
Hoy, 19 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la donación de leche humana y el hospital Verdi, hasta el mes de abril, sumó 292 mujeres que han participado del proceso, pero se necesitan más.

Las mujeres interesadas en ser donantes de leche materna pueden visitar el área del banco de leche o contactarlos a través de las redes sociales del hospital.