Durante este fin de semana, las autoridades de Jipijapa suspendieron una fiesta clandestina.

Por esto, los infractores tuvieron que limpiar las áreas verdes por incumplir con el confinamiento total.

María Teresa Reyes, jefa política de Jipijapa, manifestó que en varios sectores se pudo observar a personas que transitaban sin presentar un justificativo.

Por tal razón tuvieron que realizar labor comunitaria.

Además, en el barrio Hermano Gregorio Hernández se suspendió una quinceañera.

Según se dio a conocer, en el lugar estaban alrededor de 50 personas.