Rodolfo Franco, presidente de la Federación de Barrios de San Mateo de Manta, informó que se realizó una solicitud para que se drague (se saque la arena y sedimento) del muelle artesanal de esta parroquia.

Dijo que hay exceso de sedimentación y las embarcaciones pesqueras artesanales tienen dificultades para ingresar y salir al muelle.

Gabriel Serrano, director municipal de Ambiente, indicó que el requerimiento está en proceso de revisión y análisis ambiental. Recalcó que estos trabajos siempre se realizan cumpliendo con normas técnicas, según un comunicado de prensa del municipio.

Los dueños de restaurantes frente a la playa enfatizan que la fuerza del viento hace que la arena se levante y llegue hasta sus locales, incomodando a los turistas.

Ante ello piden que se haga una reconformación de esa parte de la playa y con la reubicación de las piedras escolleras para ganar más espacio para estacionamiento, comentó Patricia Cárdenas, propietaria de una de las cabañas turísticas.