Los casos de coronavirus han aumentado con mayor celeridad en lo que va del año. La estadística en Manabí va al alza.

El incremento es tal, que la cifra de nuevos contagiados pasó de 2.055 en diciembre a 4.589 en marzo.
Mientras que en diciembre se registraron 84,9 casos por día, en promedio, en marzo hubo 148 contagiados diarios, de acuerdo con datos oficiales del Ministerio de Salud Pública.
Manabí sigue siendo la tercera provincia en número de contagios. Cerró marzo con 25.188 casos confirmados por pruebas PCR conocidas por el Ministerio de Salud Pública. Esto significa que quienes son diagnosticados con otro tipo de test, como los de antígenos, pruebas rápidas o de anticuerpos, o que no se reportan al ministerio, no ingresan a las estadísticas de afectados.
Al 31 de diciembre del 2020 había 14.960 casos, lo cual significa que en tres meses se reportaron 10.228 contagios. Esto representa un incremento del 67,9 por ciento de contagios en el primer trimestre del año.
Al analizar los datos a fin de cada mes, se comprueba que agosto y septiembre fueron los meses en los que el número de nuevos casos disminuyó; a partir de octubre ha habido un repunte, con cifras más elevadas entre diciembre y marzo.

FALLECIMIENTOS. Manabí tiene el índice más alto de muertes por cada 10.000 habitantes y es segundo en letalidad.
Por cada 10.000 personas que habitaban en Manabí, según las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística y Censos, han muerto 18,53, mientras que en las provincias que han sido consideradas como las más afectadas por la pandemia el índice de muertes es de 9,11 en Guayas y 8,74 en Pichincha. A escala nacional han muerto 9,64 por cada 10.000 habitantes.
En letalidad, es decir, el porcentaje de personas contagiadas que mueren, Manabí tiene 11,53%, pero la provincia con valor más alto es Santa Elena, con 18,73%. Guayas tiene el 9,11% y Pichincha el 2,46%. El promedio nacional de letalidad es de 5,12%.
En el contexto de la pandemia han fallecido 2.895 personas en Manabí, pero en el 38% de los casos no se tiene la certeza de que haya sido por coronavirus.

FALENCIAS. Para Jorge Chávez, miembro de la Comisión Anticorrupción y del Observatorio de la Salud, se debe primero analizar las causas de este incremento.
“Se debe principalmente al descuido que tenemos como ciudadanos, que nos hemos relajado y no seguimos las normas de bioseguridad, y al de las autoridades por no tomar las medidas necesarias en Navidad, elecciones y carnaval”, indicó.
Además, según indicó Chávez, parece que están circulando en el país nuevas cepas o variantes del virus, probablemente más contagiosas y mortales.
“A pesar de que se tiene más de un año con pandemia y el confinamiento era para que se mejore la infraestructura de la salud y el servicio, no ha pasado eso”, comentó. Según detalló, al incremento de casos se suma la insuficiencia de la infraestructura sanitaria. “Tenemos una deficiencia de camas; tomando en cuenta la meta del Gobierno, de 2 camas por mil habitantes, tenemos déficit de 50% de camas; a pesar de eso, en esta pandemia estamos desperdiciando camas hospitalarias como es el caso del Hospital de Especialidades”, indicó.
Según dijo, de 528 camas solo se dispone de 100 camas. “Eso es insólito y en ese hospital podemos ampliar más camas en cuidados intensivos fácilmente”, mencionó.