Los puntos de vacunación cerraron sus puertas luego de cumplir la meta del Gobierno. En Portoviejo, solo uno sigue abierto.

Se trata de los predios del aeropuerto Reales Tamarindos, que estará funcionando toda esta semana para vacunar a las personas que aún no han sido inmunizadas.

Así lo indicó Santiago Pazmiño, coordinador de este puesto de vacunación, quien recalcó que el lunes empezó la fase 4 del plan, que consiste en inocular a todas las personas rezagadas que por algún motivo no pudieron aplicarse la segunda dosis.

“Estamos aplicando también la dosis de Cansino (de una sola aplicación), a todas las personas entre 18 y 60 años”, refirió.

El lunes fueron destinados 700 biológicos unidosis para quienes no se hayan vacunado en Portoviejo.

Pazmiño indicó que los puntos de vacunación de la Universidad Técnica de Manabí (UTM), San Gregorio, y de las parroquias Calderón y San Plácido, fueron cerrados, pero en el aeropuerto cuentan con los biológicos necesarios para cubrir la demanda de personas que acudan por su primera o segunda dosis.