Los moradores de la comunidad El Limón, en la vía Cuatro Esquinas-Los Ángeles, en Portoviejo, cerraron el paso en reclamo por el mal estado de la carretera de 5 kilómetros.

Su malestar lo hicieron notar, quemando llantas y colocando alambres a lado de una mata de plátano que sembraron hace meses como medida preventiva.

Paralelamente un grupo se reunió con funcionarios del GPM para llegar a un acuerdo.