La elección de un repuesto debe ser tomado muy en serio, ya que el funcionamiento y seguridad de un vehículo depende de su calidad.  ¿Cómo elegir el adecuado? Existen varias opciones, entre ellos los homologados, ya que ofrecen la confianza y garantía de una parte y pieza certificada. 

“Los repuestos tienen distintas gamas y tipos, su variedad de marcas, denominación y precio pueden confundir a la hora de escoger la mejor opción para el vehículo. La elección del adecuado garantiza la funcionalidad del automotor y evita que se generen daños reparativos en los sistemas del mismo“, explica Juan Endara, Coordinador Multimarca de Teojama Repuestos

Por esta razón es importante identificar los tipos de repuestos existentes y escogerlos según las necesidades específicas de cada vehículo y conductor.

Sobre los tipos de repuestos:

  1. Genuinos: Son las piezas que cuentan con la garantía de la marca ya que vienen con el empaque del fabricante del vehículo, lo cual asegura que pasaron el estándar de alta calidad de esta marca.  Por ejemplo, si el camión es Hino y el repuesto viene envasado con esta marca, este es considerado genuino.
  1. Originales: Son aquellos que vienen con la marca del fabricante del repuesto, no del vehículo, no cuentan con la garantía oficial pero son marcas avaladas. 
  1. Homologados: Son elementos o componentes de recambio que se fabrican por terceros, son réplicas de la parte original, cumpliendo con normas de calidad, seguridad y compatibilidad validadas por expertos en el campo. Este tipo de repuestos ofrecen una garantía de la marca que lo fabrica, son calificados como triple A y su duración es proporcional a su precio.

Sobre las ventajas de los repuestos homologados:

  • Los repuestos homologados son más económicos, son avalados por otra empresa, lo cual garantiza su funcionamiento y calidad triple A.
  • Son más económicos, no al mismo nivel que un alterno, pero su precio es más asequible en caso de que se requiera hacer un cambio de repuesto emergente y satisfactorio.
  • Tienen buena calidad, cumplen estándares oficiales y pueden usarse sin problema, son una excelente opción, ya que ofrecen funcionalidad inmediata al vehículo.
  • El tiempo de uso es relativo al precio del producto, si bien este tipo de repuestos son una excelente opción en cuanto a ahorro económico y calidad, la durabilidad de los repuestos genuinos y originales es mayor; al igual que su precio.
  • Las diferencias con los repuestos genuinos y originales se relacionan a  los materiales utilizados y aspectos técnicos. No obstante, físicamente cumplen la misma función y cuentan con el aval de una marca especializada. 
  • A diferencia de los repuestos alternos no homologados, éstos cuentan con la garantía del fabricante para cumplir las mismas funciones que un original o genuino. Solo varía la durabilidad del repuesto.
  • En caso de no contar con los recursos económicos suficientes para optar por un original, los conductores deciden realizar reparaciones temporales que terminan ocasionando grandes daños al vehículo y mayores costos de reparación a corto plazo; para evitar este problema, los repuestos homologados son una excelente opción y garantizan el correcto funcionamiento del vehículo.
  • Recomendaciones generales antes de adquirir un repuesto:Uso del vehículo: La frecuencia de cambio varía según la utilidad del vehículo. Por ejemplo, un camión de carga sometido a largas rutas  tendrá más requerimientos de repuestos en comparación a uno que circula únicamente en la ciudad. 
  • Se recomienda el uso de repuestos originales o genuinos, sin embargo, los repuestos homologados son una opción económica y eficiente. 
  • Acudir a un técnico especializado para verificar si el vehículo requiere del cambio de una pieza y cuáles son las opciones más eficientes. 
  • Adquirir los repuestos en almacenes autorizados, ya que ofrecen garantía y respaldo. Esto asegura el correcto funcionamiento y desempeño del automotor por más tiempo.