El mango es uno de los frutos que se consumen desde tempranas edades y es común que muchas personas lo combinen con sal, limón y otros condimentos.

El consumo de la fruta sola no es contraproducente, pero sí puede ser peligroso si se combina con otros elementos, asegura la doctora Luisa Ortegón Pulido.

La especialista explica que consumir frecuentemente mango con sal y limón puede provocar laceraciones y úlceras en la mucosa de la boca,
esófago o estómago.