Microsoft anunció este jueves la última versión de su popular sistema operativo para computadores, que bautizó como Windows 11 y que presenta como novedades el traslado del menú de inicio al centro inferior de la pantalla y la compatibilidad con las aplicaciones de Android.

En una apuesta por la interoperabilidad entre dispositivos, Windows 11 es compatible con las aplicaciones para celulares con sistema operativo Android (creado por Google), de manera que estas se podrán descargar a la computadora desde la tienda de aplicaciones de Amazon.

En una clara referencia a Apple y Google, que se enfrentan a juicios antimonopolio por la comisión del 30 % que cobran a los desarrolladores en sus tiendas de aplicaciones, los ejecutivos de Microsoft sacaron pecho durante la presentación al asegurar que ellos apoyan “la soberanía de los creadores” y que no se llevarán ninguna comisión.

En cuanto al diseño, el nuevo sistema operativo de Microsoft, el primero en seis años, mueve el menú de inicio y los iconos de las aplicaciones más usadas de la esquina inferior izquierda de la pantalla (donde se encuentran en Windows 10) al centro.

UNA LANZADERA DE RECIENTES Y FAVORITOS

Además del cambio de posición, el menú de inicio se convierte en una suerte de lanzadera adaptada a cada usuario, con las esquinas redondeadas y en la que se destacan, por ejemplo, los documentos usados recientemente o las aplicaciones favoritas.

En la selección de estos archivos y programas destacados también desempeña un papel importante la inteligencia artificial, puesto que el sistema hará recomendaciones de acuerdo con la información que haya ido compilando a los largo del tiempo sobre los hábitos y preferencias del usuario.

Uno de los botones que se han añadido a la barra de menú es el de “widgets”, que permitirá una previsualización de informaciones de utilidad como la previsión meteorológica, el calendario, datos bursátiles, noticias de actualidad o recuerdos fotográficos.

SE ACERCA AL ESTILO DE LOS MAC

En cierta medida, la renovación del diseño de Windows 11 acerca a Microsoft al de su principal competidor en el mercado de los sistemas operativos para ordenadores, Apple, cuya interfaz ya presenta muchas de las características que ahora adopta la firma de Redmond (estado de Washington, EE.UU.).

Windows 11 incorpora una función multitarea que permite asignar distintas medidas y formas a las ventanas, de manera que se puede elegir tener hasta tres ventanas diferentes abiertas y visibles a la vez en forma de columna, una junto a la otra, o cuatro ventanas cuadradas, una en cada esquina.

Otro aspecto novedoso del software presentado este jueves es la integración de la plataforma de trabajo en equipo y videoconferencias Teams, muy popular desde el inicio de la pandemia de covid-19 y que ahora pasa a estar accesible directamente desde la barra de herramientas.

La actual versión del sistema operativo, Windows 10, fue lanzada en 2015 y es usada de forma habitual por más de 1.300 millones de personas en todo el mundo, según datos de la propia compañía.

GRATIS Y DISPONIBLE ESTE VERANO

Windows 11 será una actualización completamente gratuita para aquellos usuarios que ahora tengan Windows 10 y, aunque la empresa que dirige Satya Nadella no fijó una fecha concreta para su lanzamiento, sí indicó que estará disponible para el público general “en la próxima temporada de vacaciones”, es decir, a lo largo del verano.

Los requisitos del sistema para poder actualizar a Windows 11 son una CPU de 64 bits, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento.

La presentación del nuevo software de Microsoft -que tuvo un formato 100 % digital a causa de la pandemia- estuvo marcada por varios problemas en la reproducción del “streaming”, que se interrumpía a menudo para muchos internautas y estos acudieron a las redes sociales a quejarse. EFE