Tras una persecución, dos hombres que circulaban en una moto e intentaron evadir a la Policía, fueron capturados.

Los sujetos fueron identificados como Jofre Quiñónez y Erick Mieles.

Transitaban por la avenida Abraham Calazacón armados cuando un uniformado del Grupo de Operaciones Motorizadas les ordenó detenerse.

Los sospechosos respondieron con disparos a la orden del agente, pero luego fueron interceptados y aprehendidos.

En su poder, además de las armas de fabricación industrial, tenían un iphone robado y varias prendas de vestir que usarían para cambiarse y evitar ser identificados.