Mediante un comunicado, el futbolista ecuatoriano Cristian Ramírez se manifestó ante las declaraciones realizadas por su madre, en el texto aclaró que será lo único que dirá en relación a este asunto.

Maritza Zambrano Zambrano, su progenitora, en una entrevista para el medio digital JAR TV, dijo que su hijo, quien triunfa en la Liga Premier de Rusia y ha destacado en la “Tri”, la tiene abandonada.

Ante las diversas reacciones de los internautas por dichas declaraciones, el jugador se manifestó y reconoció que no olvida sus orígenes humildes y que lo que ha conseguido a lo largo de su carrera ha sido con esfuerzo y apoyo de personas que tiene presente a diario, que lo han impulsado a ser el deportista que es.

Yo no lo he tenido fácil en la vida para llegar a donde estoy… Siempre me he preocupado de mi familia y de mi comunidad, y estoy muy orgulloso de poder decir que siento de vuelta el cariño y apoyo de muchísimas personas, incluida la familia que formé junto a mi mujer y mis dos hijas, lo cual es mi mayor logro. Hoy trato de aportar mi granito de arena para que niños como el que yo fui puedan tener una oportunidad a través de la Academia que he creado en mi ciudad, un sueño que siempre ha sido mi ilusión y que comenzará en breve su andadura”. menciona.

Ramírez también expresa que esta situación se le sale de las manos: “Hace tiempo que descubrí que no puedo controlar lo que terceras personas dicen sobre mí, así que procuro ignorarlas en la medida de lo posible. Pero respecto a mi madre, me sorprende y entristece mucho su forma de actuar. Ella decidió voluntariamente salir de mi vida cuando yo tenía solo un año de edad, y fue mi abuela, a quien quiero aprovechar estas líneas para darle mi más sentido homenaje, quien junto a otros seres queridos me crió como a un hijo, transmitiéndome los valores y principios que desde entonces he intentado que dirijan mi vida. A pesar de todo, y aún no habiendo convivido juntos desde mi infancia, en muchas ocasiones y de muy diferentes maneras he ayudado a mi madre desinteresadamente. Ella ha tenido sus oportunidades y tiene su propia vida, de la que no voy a opinar porque es suya, pero igual que ha vivido de la manera que ha deseado y con las personas que ha querido entiendo que debe afrontar las consecuencias de sus propias decisiones y actos. La respeto y le deseo siempre lo mejor, pero creo que se equivoca haciendo declaraciones que poco tienen que ver con la realidad, ella sabrá porqué lo hace. Dicho esto espero que mi privacidad se respete de ahora en adelante, y a mi madre la invitó a que lo que tenga que decirme lo haga personalmente y no usando los medios de comunicación para ello.” reza el texto.

Y antes de concluir, puntualizó lo siguiente: “Por cierto, mi abuela, mi Tata, falleció el 17 de abril de 2015, y no pasa ni un día sin que la eche muchísimo de menos. Allí donde estés te quiero infinito, abuela”.