Lasso propone contribución especial a los más ricos, un régimen laboral alternativo y eliminación de impuestos



El Presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, anunció hoy jueves en la noche detalles de la  Ley de Creación de Oportunidades que presentará este viernes en la Asamblea Nacional.

El plan, denominado “Ley de Creación de Oportunidades”, tendrá el carácter de urgencia en materia económica, lo que supone 30 días para su aprobación en el pleno del Legislativo, pues en caso contrario entrará en vigor por fuerza o imperio de la ley.

En su mensaje por radio y televisión, el mandatario destacó que tras un exitoso plan de vacunación, que ha logrado inmunizar contra la covid-19 en apenas cuatro meses de su gestión a más de nueve millones de ecuatorianos, el país debe emprender reformas para aliviar y recuperar la economía nacional.

Dijo que busca con la reforma construir una economía sólida. Para eso anunció la eliminación de impuestos, la creación de un régimen alternativo laboral y contribución especial temporal a estratos más ricos.

También descartó que mantendrá el precio del gas de uso doméstico, aunque no se refirió al incremento gradual del valor de los combustibles, criticado por amplios sectores sociales.

Sobre los impuestos, anunció que va a simplificarlos y ratificó que no se subirá el IVA, sino que más bien bajará impuestos a productos como gel, pañales, toallas sanitarias y más insumos de higiene femenina, también a planes de telefonía móvil, a vehículos híbridos y eléctricos.

Además suprimir el impuesto a la herencia para hijos y cónyuge así como la exoneración de valores pendientes de este tributo a los fallecidos durante la pandemia.

Para simplificar la vida del emprendedor, dijo Lasso, se eliminará el RISE y el 2% a los microempresarios. En su lugar, se creará un régimen simplificado para emprendedores, para darles facilidades en sus primeros tres años de vida.

El Presidente en la cadena de televisión que hizo esta noche de jueves propuso un ajuste en las deducciones del impuesto a la renta. “Esto resultará en una mayor contribución de una muy pequeña minoría de ecuatorianos, apenas el 3.5% de la Población Económicamente Activa. Es decir, a partir de quienes ganan por encima de los 24 mil dólares anuales”.

El mandatario adelantó que se impondrá una contribución especial y temporal a menos de 20 mil ciudadanos “pertenecientes a los estratos más ricos”.

Esa segunda medida es pedir una contribución especial, temporal durante dos años a personas con patrimonios mayores a los 500 mil dólares.

Una tercera medida que anunció es una contribución por una sola vez a aquellas empresas con un patrimonio mayor al millón de dólares, y que durante el 2020 generaron utilidades y mayores ventas que en 2019.

El plan también apuesta por una reforma laboral que no conculque derechos adquiridos ni lesiones los beneficios que los trabajadores gozan con el Código del Trabajo, pero que se oriente a reformar el mercado laboral a futuro, con un régimen alternativo y voluntario.

CAMBIOS EN LO LABORAL. Sobre la propuesta de un nuevo régimen alternativo laboral, Guillermo Lasso dijo que no vulnerarán ningún derecho adquirido. Por lo que van a crear un régimen alternativo y voluntario con nuevas modalidades de empleo. Además explicó que quien quiera pasar a un empleado actual al nuevo código será penalizado.

Dentro de las reformas están: más opciones de gozar licencias de maternidad y lactancia que podrá escoger la madre según su conveniencia, se considerarán como negocios populares para fines tributarios a los emprendedores y artesanos así como no habrá límites a las utilidades de los empleados.

Una de las propuestas es la opción de tener contratos alternativos a plazo fijo que podrán durar hasta cuatro años. Eso sí: si se pasa de esos años, todo contrato se convertirá en indefinido.

Para que el emprendedor pierda el miedo a contratar a más ecuatorianos y pagarles buenos salarios, según el Gobierno, se propone aligerar algunas cargas. Se insistió que este régimen será una alternativa para aquellos desempleados que quieran dar un paso al frente e incorporarse a un emprendimiento que nace, pero que por obvias razones aún no puede asumir los costos laborales que tienen las grandes empresas.

El mandatario hizo un llamado a los sectores sociales que han mostrado discrepancias con este tipo de propuestas a analizar la iniciativa en un momento en que el país requiere de la generación de puestos de trabajo, dado que apenas 3 de cada 10 ecuatorianos gozan de pleno empleo.

También invitó a los legisladores de la Asamblea a trabajar en función del país y a ponerlo en marcha, y recalcó que no permitirá “que este país caiga en el inmovilismo”. EFE/Redacción Medios Ediasa