El compositor y letrista Stephen Sondheim, conocido por obras como “West Side Story” o “Gypsy” y considerado una de las mayores leyendas de Broadway, falleció este viernes a los 91 años en la localidad de Roxbury (Connecticut), informó el New York Times.

Según el medio, la muerte de Sondheim fue confirmada por su abogado y amigo, Richard Pappas, que describió el fallecimiento como repentino, puesto que había estado celebrando la festividad de Acción de Gracias el día anterior en una cena con amigos.

Sondheim (Nueva York, 1930), ganador de un Oscar, un Pulitzer, y más de una quincena de Emmys y Grammys, empezó a cosechar éxitos a finales de los 50, cuando escribió la letra de “West Side Story” y de “Gypsy”, y siguió triunfando hasta los años 90, con la letra y la música de “Assasins”, con la que daba voz a las personas que habían matado o habían intentado matar a un presidente de EE.UU.

La primera obra en la que compuso tanto la música como la letra fue la comedia de 1962 “A Funny Thing Happened on the Way to the Forum”, que ganó un Tony y fue representada durante más de dos años en Broadway.

En la década de los 70 y 80, sus años más productivos, elaboró trabajos considerados variados y originales, incluido “Company” (1970), “Follies” (1971), “A Little Night Music” (1973), “Pacific Overtures” (1976), “Sweeney Todd” (1979), “Merrily We Roll Along” (1981), y “Into the Woods” (1987).

En total, Sondheim compuso tanto la letra como la música de 12 espectáculos de Broadway, de los que cinco se llevaron un Tony al mejor musical, y seis de ellos un Tony a la mejor banda sonora, mientras que el show “Sunday in the Park”, que no recibió ninguno de esos dos galardones, sí que fue premiado con un Pulitzer.

Además, en 1993 recibió un premio a su carrera del prestigioso Kennedy Center, y en 2015 fue condecorado con la Medalla Presidencial de la Libertad, que le concedió el expresidente de EE.UU. Barack Obama.

En 2010, uno de los teatros de Broadway, hasta entonces conocido como el Henry Miller, fue nombrado en su honor.

En 2020, la meca del teatro del Reino Unido, el West End de Londres, también le quiso rendir homenaje bautizando con su nombre uno de sus teatros, pero Sondheim no pudo acudir a ese evento, tras haber sufrido una aparatosa caída.

Ese mismo año, su 90 cumpleaños fue celebrado por todo lo alto en una fiesta virtual, cortesía de la pandemia del coronavirus, en la que participaron figuras de la talla de Meryl Streep, Bernadette Peters, Patti LuPone y Audra McDonald.

Recientemente, tres películas nominadas a varios premios contenían su música: “Knives Out”, “Joker” y “Marriage Story”, la cual precisamente contenía una escena en la que el protagonista, interpretado por Adam Driver, cantaba “Being Alive”, del espectáculo “Company (1970).