Es muy común el consumo del alcohol en la población, pero… ¿cuántas personas realmente sabemos qué le causa el alcohol a nuestro cuerpo? Una de las cosas que más caracterizan al ser humano es el consumo de sustancias que pueden hacernos sentir con poco control del cuerpo y ser más sensoriales. Pero, sin reconocer cuál es la razón específica por la que se siente el cuerpo de tal forma al beber. ¿Qué es lo que genera esa sensación? 

El alcohol nos mantiene con un efecto bifásico sobre el cuerpo. Esto significa que, las sensaciones son diferentes y tienen relación entre cantidad utilizada y el tipo de efecto. Esta relación no es directa ni proporcional, es decir, pueden surgir variaciones con los cambios de dosificación.

Por ejemplo, al inicio se puede experimentar la alegría y relajación, conforme avanza, puede llevar a problemas de coordinación, entendimiento o hasta visión borrosa. Sin embargo,  Debido a lo mencionado, los especialistas han mencionado lo importante que es saber qué le pasa a tu cuerpo al ingerir alcohol. 

Y ahora que se celebra el 15 de noviembre el Día Mundial Sin Alcohol, doctoranytime, una empresa de salud en crecimiento en Ecuador, da da a conocer los efectos. 

El componente llamado etanol, también conocido como alcohol etílico, es una sustancia psicoactiva que contienen todas las bebidas alcohólicas. Esta sustancia ejerce un efecto directo sobre el sistema nervioso central. Por lo que el alcohol provoca que el funcionamiento del cerebro se vuelva lento y se genere la sensación de mareo y falta de coordinación. 

Aunque el consumo limitado del alcohol realmente no es grave, cuando este se ingiere de forma prolongada, puede aumentar las probabilidades o, ser el causante de enfermedades como la cirrosis, esofagitis, gastritis, desnutrición, diferentes tipos de cáncer, fallas en el sistema inmunológico ya que se genera una disminución de glóbulos blancos, problemas cardíacos, disfunción eréctil o infertilidad, entre otras enfermedades. 

¡Ojo! Esto sucede, principalmente, cuando una persona consume alcohol constantemente en exceso. Y esto, también puede provocar daño en sus neuronas, por lo que la capacidad de razonamiento y juicio se ven afectadas. O, en ocasiones extremas, puede existir un daño permanente en la memoria, razonamiento y comportamiento.

NO TODO ES MALO. Las últimas estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) indica que Guayas consume el 29.8% de alcohol a nivel nacional. Mientras que Pichincha consume el 20% de la sustancia. Del total de consumidores en el Ecuador, el 89,7% son hombres y 10.3% mujeres. Y, aunque siempre es delicioso en una tarde tomar una cerveza con los amigos,  es importante que la información de este artículo no se tome como que su consumo debería ser prohibido. El objetivo es hacer conciencia de la importancia de moderar su consumo. 

Al hacerlo en cantidades pequeñas y de vez en cuando, logrará evitar una intoxicación etílica o una dependencia de la sustancia, que pudiera convertirla en una drogadicción.

En caso de ser una persona que padece etilismo y quieres dejarlo, consulta a un profesional que pueda ayudarte. También es importante que evites automedicarte ya que esto podría ser un riesgo para tu salud, sobre todo, cuando se ingiere alcohol.