Tras cuatro días de haber estado secuestradas, Michelle Macías, hija de alias “Fito”, y María Villavicencio, fueron liberadas en el sitio conocido como La Sierrita, en El Aromo, zona rural de Manta.

Luego de una valoración médica, se informó que las jóvenes se encontraban en buen estado de salud y fueron entregadas a sus familiares.

Mediante una entrevista con varios medios de comunicación, Macías narró cómo se dieron los hechos.

Ella mencionó que luego de ser raptadas, las llevaron a una montaña, donde permanecieron todo ese tiempo y pese al mal momento que vivían, los secuestradores, quienes estuvieron siempre encapuchados, las trataron bien, nunca abusaron, ni les pegaron.

“Fueron momentos muy duros, horribles, nos apuntaron, pensé que nos iban a matar, pero gracias a Dios estamos con vida, estamos en casa con la familia”, comentó Michelle desde su cama.

Ella comenta que antes de ser liberadas, tenías esperanzas, “escuchábamos que no iban a soltar”.

Luego de estar ya en casa, se comunicó con su papá, José Macías Villamar, quien desde la cárcel le dijo que estaba muy alegre de que esté con vida.

“Lo más importante es que ya estamos con nuestros seres queridos” finalizó Michelle.