La vialidad en Manabí necesita un plan urgente de preparación frente a la posibilidad de un evento climático como El Niño, caracterizado por abundantes lluvias y altas temperaturas.

La necesita atención ante la llegada del fenómeno El Niño, que ya fue confirmada por la NOAA, organismo estadounidense que estudia los mares y la atmósfera.

Sin embargo en Ecuador, el Inamhi ha expresado que llegaría al país en el segundo semestre de este año.

Sería desastroso para la provincia que, por falta de previsiones, se destruyeran aún más la vialidad, ya afectada por el escaso mantenimiento y los efectos de la naturaleza.

Esto afectaría a todos los sectores productivos, pero también a la provisión de servicios elementales para la población.

“El daño de las vías afecta a la producción y a los servicios que recibe la ciudadanía”.

Una comunidad con las vías en malas condiciones se ve impedida de sacar sus productos a los centros de comercialización y consumo; de acceder a servicios oportunos en áreas como la salud y la educación.

Además se ve impedida de recibir a turistas; de contar con medios de transportación, entre otras consecuencias.

Tanto el Ministerio de Transporte y Obras Públicas como los organismos seccionales encargados de la vialidad, deben evaluar las condiciones de las carreteras manabitas y diseñar un plan de intervención que incluya, además, la reparación de puentes.

Editorial de El Diario publicado el sábado 10 de junio del 2023 en nuestra edición impresa.