Actualizado hace: 1 hora 2 minutos
Amorim advierte negativa de Ecuador a pagar crédito

El canciller brasileño, Celso Amorim, advirtió hoy de que la negativa de Ecuador a reconocer un crédito concedido por el banco estatal de fomento de Brasil puede afectar a toda la región, ya que está garantizado por mecanismos de la ALADI. "Si la garantía del CCR (Convenio de Créditos Recíprocos) no sirve como se creía, eso afectará a toda Suramérica", sostuvo el ministro sobre la decisión ecuatoriana de accionar a la justicia internacional para pedir la anulación de una deuda con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil.

Lunes 24 Noviembre 2008 | 17:22

El CCR es un mecanismo de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), suscrito por los bancos centrales, que establece compromisos de pago para proyectos regionales, y fue en ese marco que el BNDES otorgó el préstamo de 286,8 millones de dólares que contesta Ecuador, explicó Amorim. El crédito era para financiar la represa hidroeléctrica de San Francisco, construida por la firma brasileña Odebrecht, que fue inaugurada a mediados del 2007 y dejó de funcionar en junio pasado debido a fallos estructurales. Ecuador ha responsabilizado por esos daños a la constructora, la expulsó del país y la semana pasada anunció que acudirá a la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, tras lo cual Brasil llamó a consultas a su embajador en Quito, Antonino Marques Porto. Además, el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva decidió congelar todos los proyectos de cooperación que mantiene con Ecuador, una medida que, según explicó Amorim en rueda de prensa, alcanzará solo a planes que necesiten financiación, pues "nadie quiere perjudicar al pueblo ecuatoriano". El canciller indicó que actualmente se estudian los proyectos en marcha con Ecuador para decidir cuáles seguirán adelante y cuáles se mantendrán suspendidos mientras persista esta situación. "No hacemos esto con placer ni satisfacción, pues Brasil tiene un gran empeño en la integración", indicó Amorim, quien apuntó que la actitud tomada por su Gobierno es de "precaución" ante decisiones que "causaron sorpresa" y se adoptaron "sin ningún aviso previo". Según Amorim, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha iniciado un proceso de consultas con el departamento jurídico del BNDES para decidir cómo responder a la demanda que Ecuador pretende entablar. Dijo que sin saber aún que acogida tendrá la demanda ecuatoriana, "una cosa parece clara y es que el préstamo es irrevocable, tiene un carácter independiente (de la obra para la que fue concedido) y está garantizado por el CCR". Amorim explicó que, desde que el sábado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, conversó telefónicamente con Lula, no ha habido ningún contacto entre ambos Gobiernos. En esa conversación, Correa dijo lamentar la situación, pero dio a entender que no dará un paso atrás en su decisión, mientras que Lula manifestó su "malestar" por la determinación ecuatoriana. Amorim declinó responder si está previsto para un corto plazo el regreso del embajador Marques Porto a su puesto en Quito. "El embajador ha sido llamado para consultas y las consultas no han terminado", afirmó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala