Actualizado hace: 1 minuto
SALUD
El sol, amigo o enemigo
El uso de bloqueador, imprescindible

El sol es salud, pero a la vez también puede enfermar. En esta temporada de aumento de temperaturas, hay que tener cuidado con exponerse sin protección a los rayos solares.

Lunes 24 Noviembre 2008 | 16:41

Para los dermatólogos, ésta es una época de "tarjeta roja" por el debilitamiento de la capa de ozono, que determina que las radiaciones ultravioletas son más dañinas para la piel. Como consecuencia de ello pueden aparecer manchas, quemaduras, alergias y hasta cáncer de piel. Daños frecuentes El daño solar puede ser inmediato, más o menos a las 2 horas de exposición solar, con inflamación, ardor, dolor en la piel e inclusive en casos extremos fiebre y ampollas. En forma mediata o a largo plazo la radiación solar se suma a la piel y produce envejecimiento, manchas, arrugas y un riesgo cada vez más alto de cáncer de piel en edades más tempranas. Según la dermatóloga Geovana Gutiérrez, el bronceador no es más que una exposición solar que sólo está vendiendo el cáncer de piel, por lo tanto recomienda olvidarse de él por completo. "Un cáncer es curable cuando es pequeño y no ha invadido otros tejidos vecinos como los músculos, nervios. Así que la recomendación es que ante cualquier grano o llaga que no cure, buscar al especialista", dice Gutiérrez. Además, agrega que antes el cáncer era más frecuente en personas entre los 60 y 70 años de edad, pero ahora su frecuencia se ha incrementado en personas jóvenes, desde los 30 años; esto se suma a otros hábitos como el fumar e ingerir bebidas alcohólicas. Recomendaciones A pesar de que sea un día nublado o llueva, la radiación solar es permanente y por eso la protección solar debe ser en todo tiempo. Todos los dermatólogos dicen que es mejor prevenir un cáncer a tener que tratarlo. Para ello dan un sinnúmero de recomendaciones para la protección de la piel. Hay que evitar las horas pico de exposición solar, es decir, desde las 09h00 hasta las 16h00 y, si se está expuesto, usar bloqueadores solares de un factor mayor de 30 ( si es menor a 30 no tiene ningún efecto), y repetir su uso cada 3 horas (si se está en la playa debe hacerce con más frecuencia). Si se encuentra dentro de la ciudad y tiene que exponerse mucho al sol, usar gorro o sombrero, con alas de por lo menos 7,5 centímetros, anteojos de sol oscuros ya que los ojos también se ven afectados por la radiación solar. Asimismo, es preferible usar blusas o camisas de mangas largas con una textura gruesa. También debe tratar de buscar la sombra de un árbol, una sombrilla o techo para resguardarse cuando realiza sus actividades al aire libre En caso de un paseo en la playa es recomendable el asolearse durante un cuarto de hora, no más. Tratar lo menos posible de exponer al sol en las horas pico a los niños menores de un año. Recién a partir de los 6 meses ellos pueden usar protectores solares. Beber líquido para evitar que la piel se reseque es también importante.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala