Actualizado hace: 3 horas 16 minutos
AMONÍACO
La inseguridad en el puerto sin réplica de concesionaria TIDE
ADIÓS José Pastor Rivera y su yerno Carlos Rivera Choéz fueron sepultados la tarde de ayer tras una misa en la iglesia La Merced

La falta de seguridad en el puerto se puso en evidencia ayer cuando los pescadores, estibadores y armadores pesqueros impidieron el acceso al puerto y reclamaron por las condiciones en que laboran en el lugar.

Sábado 22 Noviembre 2008 | 20:50

Con buses y rústicos camiones en los que trasladan la pesca, la avenida Malecón fue bloqueada por decenas de manifestantes que pedían la salida del jefe de seguridad del puerto, Jaime Quintana, a quienes acusaron de prepotente y “capataz foráneo”, y que la concesionaria cumpla con las normas básicas de seguridad, pues no tiene ambulancias, equipos especiales para actuar en emergencias como la del miércoles (fuga de amoníaco en un barco), dispensario médico, etc. Mientras la medida seguía, afuera se hacían más largas las colas de vehículos que esperaban para ingresar. Hasta las 17h00, cuando terminó la medida, iniciada a las 08h00, tras conocerse que Quintana fue liquidado. El anuncio lo hizo el capitán del Puerto, Patricio Mora, quien medió en una reunión al mediodía. Inseguridad Pero sobre las medidas de seguridad, TIDE no asumió compromiso alguno. En la reunión provocada por Mora la realidad salió a flote. Aunque Paúl Gallie, el gerente del TIDE, dijo la noche del jueves a la prensa que tienen ambulancia esto fue desmentido en la reunión, y aceptado por el funcionario quien dijo que “no tenemos, pero mantenemos convenios con instituciones de socorro”. Además, se conoció que el personal del dispensario, abierto hace 2 meses, no cuenta con equipos especiales para ingresar a barcos en casos como el ocurrido en el Andrea F. “Esperamos la llegada de los bomberos porque no podíamos exponer a nuestro personal; son los bomberos los que tienen equipos especiales para intervenir”, dijo el jefe de calidad y ambiente, Fernando García. A eso se unió la denuncia del segundo comandante de los bomberos, José Chávez, quien dijo que “nunca TIDE llamó al Cuerpo de Bomberos para comunicar la emergencia. La primera llamada la recibimos a las 13h53 del bombero Franklin Ortega y de inmediato se dispuso el traslado”. Y vinieron los reclamos de los presentes: en el muelle no hay baños, cabinas telefónicas ni comedor, el dispensario no está a la vista, si nos sentamos en los bordillos para comer nos suspenden y no nos dejan ingresar al puerto hasta por 3 meses. Se han inventado tarjetas amarillas y rojas como si esto fuera fútbol, dijo otro pescador. David López, presidente de la asociación de estibadores, indicó que son 800 asociados y 1.200 obreros los que laboran en el puerto. “Éramos 4.000 pero por falta de trabajo se han ido los transportistas, las navieras, eso se lo diremos hoy al Presidente de la República”. Luigi Benincaza y Bernardo Buehs, armadores y atuneros, indicaron que ellos –TIDE- insisten en medidas de seguridad en el ingreso pero no en el puerto. Los barcos atuneros están parados en el muelle artesanal y en la rada, nadie quiere ir a TIDE, entorpece nuestra actividad, el sector atunero mueve 120.000 toneladas al año, agregó Benincaza. CAMBIARON ESCENA DE LA TRAGEDIA Una grave denuncia hizo ayer el segundo comandante de los bomberos, José Chávez, en la reunión con TIDE. Dijo que en la inspección judicial dirigida por la fiscal Alexandra Bravo, constataron “que cambiaron la escena de la tragedia en el barco”. Cuando acudimos, el miércoles, a sacar a los afectados, vimos un espacio confinado, cerrado, lleno de sacos y con obstáculos, donde no se podían mover los hombres, incluso la escalera para evacuar guindaba y ayer (jueves) estaba empernada. No me explico porqué tuvieron que cambiar, limpiar el área si no hay nada que ocultar”, añadió, al indicar que el peritaje determinará lo que ocurrió. El Capitán del Puerto recordó que dispuso que el barco sea fondeado y se prohibió el ingreso de cualquier persona. “Eso tiene que ser sancionado para que respondan la agencia naviera y el armador”, añadió. Mientras ocurrían estos hechos, los cuatro estibadores trasladados a una clínica particular de Guayaquil seguían en estado crítico; en Manta fueron sepultadas las cinco víctimas de la tragedia en el Andrea F. y en el hospital, otros 6 obreros permanecen "estables pero no se puede adelantar nada porque inhalaron un gas letal", indicó el director Carlos Loor. OPINIONES Paúl Gallie gERENTE DE TIDE “Nosotros no hemos perdido nada con el cierre de los accesos al puerto, nada, son otros los que pierden”. David López PRESIDENTE ESTIBADORES “Sólo hay un baño, privilegio para los extranjeros, y si orinamos en el mar nos multan y no nos dejan ingresar al puerto”. Luigi Benincaza ARMADOR ATUNERO “Si no fuera por la pesca y los carros importados el puerto se habría muerto por falta de movimiento de carga”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala