Actualizado hace: 55 minutos
EDITORIAL
Necesaria reflexión (Edison Cevallos Moreira | Telefax 05-2636345 )

La situación de sobresalto, expectativa y hasta angustia que vivimos los ecuatorianos por la dura crisis que soportamos en todos los aspectos, obliga a meditar a sus conductores y a quienes trepados en el tren de las continuas victorias atribuidas a una oferta de esperanza y de mejoras a un pueblo confundido y aturdido, pero que día a día se desvanecen por la falta de cumplimiento con un excesivo liderazgo en retórica, resulta inevitable y necesario.

Domingo 16 Noviembre 2008 | 21:48

Es que a dos años de gobierno, con un apreciable grado de aceptación en las masas, pero con un acelerado decrecimiento del mismo, porque receptando los ecuatorianos las buenas intenciones de un mandatario que quiere y publicita los cambios necesarios que demanda el país, lamentablemente estos no se dan; y la exagerada tregua concedida por el Supremo, no obstante las buenas intenciones existentes, tiene un límite. Y esta necesaria meditación conlleva a un radical cambio de conducta cuando vemos y sentimos que la crisis en que se debate gran parte de la humanidad, si nos llega y de a bastante. Comenzando en quienes viven permanentemente confrontando con una soberbia vanidosa, esos que hicieron creer a gran parte de ciudadanos que los males del país terminaban votando por el SI y poniendo en vigencia esa nueva constitución que hoy, sus propios partidarios, descubren y denuncian que, a pocos días de su nacimiento, ya ha sido varias veces violada y mal interpretada. No se puede seguir, a pretexto de ocultar que publicitados ofrecimientos ahora son imposibles de cumplir, buscando en una inexistente oposición, culpables, pero sin ofrecer una solución que realmente justifique el engaño. Enfrentar el por qué las publicitadas puestas de la “primera piedra” en obras de redención ciudadana estas no avanzan, sin investigar adónde fue el dinero entregado a contratistas, en muchos casos escogidos a dedo. Ya es la hora de las realidades, la crisis va a desnudar falencias que hace pocos meses no se percibían; y si a esto le sumamos que se nos avecina un proceso electoral para escoger a los nuevos asambleístas, prefectos, alcaldes, etc., y con lo que se ha sacramentado a media partidocracia que se ha sumado a las huestes del gobierno, muchos de ellos insaciables, que bajo ninguna circunstancia permitirán ser marginados como candidatos a una dignidad, el desgrane será peor y con seguridad saldrán nuevos cueros al sol y lo de la vigente “robolución” seguirá latente. La oposición ya dio paso a esta tregua, la discrepancia no es con ella, se ha limitado sólo a exponer sus puntos de vista en el único eslabón que le ha quedado: la prensa. Y este ejemplo es digno de imitarlo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala