Actualizado hace: 1 hora 31 minutos
Pekín satisfecho con Ecuador contra tráfico de personas

El Gobierno chino expresó hoy su satisfacción por la cooperación con el de Ecuador en la lucha contra el tráfico de personas detectado en el país suramericano desde que Quito suprimió en febrero el visado de entrada a los ciudadanos chinos. "Mantenemos contactos y comunicación estrecha con el Gobierno de Ecuador y la cooperación funciona bien", dijo hoy a Efe un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino sobre la reciente detención por la Policía ecuatoriana de tres chinos acusados de tráfico de personas e intento de soborno.

Viernes 14 Noviembre 2008 | 09:43

Según la fuente oficial china, la supresión por el Gobierno del presidente Rafael Correa del visado de entrada en el país a los ciudadanos chinos "facilita el intercambio de personas y la cooperación entre ambos países". "Desde que se aplica la medida, mantenemos estrechos contactos, funciona bien la colaboración contra la inmigración ilegal y seguiremos fortaleciendo la cooperación para promover el desarrollo sano de los intercambios personales", concluyó el portavoz. Los tres ciudadanos chinos detenidos en la ciudad costera de Guayaquil (oeste de Ecuador), junto a un ecuatoriano proporcionaban al parecer documentos ilegales para viajar a EEUU. En Pekín, el viceministro de Comercio Exterior de Ecuador, Eduardo Egas, dijo el 31 de octubre que el país necesita inversión china y la medida facilita que los chinos que pueden estar en el país 3 meses con visado de turista, luego cambien las divisas que eventualmente lleven. "Ya llegaron cualquier cantidad (de chinos). Esperamos que esa gran inmigración china sea positiva para los negocios y se acompañe de inversión", añadió Egas. Sin embargo el viceministro reconoció la preocupación de otros países del continente por la medida y aunque no ofreció cifras, fuentes en Pekín sitúan en unos 6.000 los ciudadanos chinos que se beneficiaron de ella desde que entró en vigor el 15 de febrero. (Ecuador se convirtió así en el único país latinoamericano en no exigir visado a chinos y se sumó a la lista integrada por Andorra, Aruba, Benin, islas Cook, Dominica, Maldivas, Mauricio, Micronesia, Nepal, Samoa, Seychelles, Islas Salomón, Sri Lanka, Siria, Turcos y Caicos, Tuvalu y Vanuatu). Anteriormente, Colombia puso en vigor una medida similar el 1 de enero de 2007, con el mismo objetivo de facilitar turismo e inversión chinos, pero a los 4 meses la suprimió por los abusos de mafias chinas de tráfico de personas y las presiones de los países vecinos que vieron como se aprovechó para la inmigración ilegal. Tampoco había respondido Pekín a la petición de tratamiento recíproco formulada por Bogotá para suprimir el visado a los colombianos que deseaban entrar en China. "Colombia otorgó ese tratamiento para los chinos, lo que sin duda favorece el intercambio y la cooperación, pero no nos planteamos otorgar el mismo tratamiento a los ciudadanos colombianos", dijo un portavoz de la cancillería china poco antes de que se suprimiera la exención. Cuando Bogotá desmanteló una supuesta red china de tráfico de personas, el Ministerio chino de Asuntos Exteriores dijo que combatir el problema "no depende sólo de los esfuerzos de China". El portavoz de la cancillería, Liu Jianchao, dijo a la prensa que debían de comprenderse las condiciones "políticas, económicas y sociales" que conducen a ese tipo de emigración y que los ilegales serían repatriados solamente si se comprobaba su origen. Todos los países de América Latina desean atraer turistas chinos, a los que se atribuye una capacidad de compra elevada, e inversión. China ejerce una política muy rígida de visados de entrada para entrar y residir en el país y exige a los extranjeros la renovación anual del visado. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala