Actualizado hace: 7 horas 35 minutos
John F. Iturralde
La elección de Obama es para el cambio

New York.-Ante una multitud de simpatizantes que se calcula de 70.000, entre ricos, clase media y pobres a las 12 de la noche, el senador Barack Obama apareció en un templete colocado por orden del partido demócrata en el Grand Park, acompañado de su esposa, la futura Primera Dama, Michelle Obama, y sus dos hijas; y las primeras palabras fueron:

Viernes 07 Noviembre 2008 | 20:43

Con esta elección estamos llegando para el "cambio" (en América) que fue el "slogan" de su campaña política y por lo cual fue ovacionado con sonoros aplausos. Luego agradeció a los ciudadanos americanos que le dieron el triunfo en las urnas y a su director de campaña por el suceso de su gestión, el representante del partido Demócrata por Maryland, Chris Van Hollen, un rubio de estatura (alta) y de la generación de nuevos y jóvenes políticos norteamericanos. Además agradeció a su esposa y a sus hijas, a las que ama sobre todas las cosas. Lo mismo expresó su gratitud a su abuela (que falleció un día antes) la cual fue su mayor apoyo y la que "le permitió llegar a donde está" expresó. “Ha transcurrido mucho tiempo. Pero esta noche, gracias a lo que hicimos este día, en esta elección, en este momento de definiciones, el cambio ha llegado a Estados Unidos”, dijo Obama ante una multitud que estaba emocionada con sus palabras, entre los que asistieron jóvenes, mayores, niños y ancianos, gente de diferentes razas y etnias, entre ellos, blancos, negros, asiáticos, hispanos y demás. Muchos de los cuales lloraban de emoción. “Junto a mi familia, que me hizo quien soy. Los extraño esta noche. Sé que mi deuda con ellos es inconmensurable”, dijo, y prosiguió: “Nunca fui el más probable candidato para este cargo. No comenzamos ni con mucho dinero ni con mayores apoyos”. Expresó también que su elección es “la respuesta” a las peticiones de muchos. “El sueño de esta nación está vivo”, por el cual volvió a ser aclamado. La votación “es la respuesta de jóvenes y viejos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, asiáticos, nativos estadounidenses, gays, discapacitados y no discapacitados”, expresó. En los primeros minutos de su discurso, Obama afirmó que con su victoria los estadounidenses “han enviado un mensaje a todo el mundo, que no somos una colección de estados rojos (republicanos) o azules (demócratas). Somos y siempre seremos los Estados Unidos de América”. Mientras, 70.000 gargantas congregadas en las cercanías del estrado desde el que hablaba cantaban el lema de la campaña, “Sí, podemos”, Obama afirmó que “esta victoria nos pertenece a todos”. Obama, que apareció tranquilo y relajado tras una campaña electoral que para muchos parecía eterna, no vaciló una sola vez durante sus 16 minutos de sus palabras de agradecimiento. Obama terminó su discurso acompañado por el vicepresidente electo Joe Biden y su esposa, con el tradicional “que Dios bendiga a Estados Unidos”. Los ciudadanos de Chicago, New York, Washington lo celebraron hasta la madrugada del miercoles. "El sueño de esta nación está vivo"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: