Actualizado hace: 1 día 17 horas 35 minutos
Rosa Dalia Cevallos
¿Qué pasó?

Viernes 16 Abril 2021 | 04:00

 En tanto la asambleísta electa Pierina Correa denuncia ante el CNE la inconsistencia en dos mil actas, voceros del movimiento UNES señalan que el número subiría a  cinco mil. Otros analizan internamente qué los llevó a la pérdida en esta segunda vuelta, cuando todas las encuestas daban como triunfador a Andrés Arauz. Circularon vídeos donde el mismo Bayly en la televisión de Miami reconoció “con dolor” quién sería el próximo presidente.  Uno de los autocríticos opina que no hubo estrategia de campaña ni definición de marca. Al contrario, con un partido “prestado”,  como lo llama uno de los periodistas pro Lasso, los resultados obtenidos -aún si llegara a reconfirmarse el triunfo de don Guillermo- son más bien exitosos, tras una lucha contra las trabas que puso el CNE para la inscripción de un partido propio, contra la prensa a favor del opuesto e incluso contra el tiempo, pues éste ha tenido muchos años posicionándose.

Ni seamos tan ingenuos para no creer que las pautas del Banco de Guayaquil fuera del tiempo de campaña no eran útiles para llegar a la gente. Emprendedores pequeños desfilaron por un bello sofá entre rojo y fucsia. Quién no asocia al banco con la figura del exgobernador, exministro y asesor no oficial del gobierno de Moreno aunque jure que ya no está al frente. ¡Guillermo, no mientas otra vez!
La pelea ya no era espacio-temporal, pues de sobra sabemos las restricciones por la pandemia. Sumados una cantidad de juicios esgrimiendo figuras jurídicas que no existen, el precandidato a la vicepresidencia Rafael Correa quedaba fuera del ring. Pero Rafael se hizo presente en gráficas tras Andrés, lo  que también fue  cuestionado por el CNE. Para recuperar algo de ese tiempo y ese espacio, Andrés Arauz y Carlos Rabascall trabajaban en distintos lugares. No hay, desde ese punto de vista, ninguna separación entre ambos.
En el 2009 alguien le preguntó a Correa qué pasará si algún día la RC llegara a perder, a lo que tranquilamente respondió que no sería el fin del mundo. Al día siguiente del esperado 11 de abril,  tras superar el mal momento,  se puso una vez más frente a la pantalla, sereno, como se mantiene siempre que no vea que el entrevistador antes de entrar ya está contra él. Le deseó éxito al presunto nuevo mandatario, pues una administración eficiente va en beneficio del país, al que hay que sacar urgentemente de la crisis. 
A pesar de todo, si el señor Lasso cumple con una política tributaria justa, no se apartaría de la que impuso Correa que llevó a la recaudación de impuestos al primer lugar de ingresos.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala