Actualizado hace: 13 horas 45 minutos
Ni la lluvia frenó el ímpetu de la marcha contra el patriarcado y el femicidio en Ecuador

Lunes 08 Marzo 2021 | 19:36

Ni la lluvia que cayó este lunes en la capital ecuatoriana detuvo el ímpetu de una nutrida marcha por el Día de la Mujer y en la que cientos de ellas volvieron a reclamar contra la violencia de género, el patriarcado y los femicidios.

"¡Basta ya!" reclamó el colectivo en una pancarta con la que reprochó las cifras de la violencia machista, que en lo que va del año ha registrado 20 femicidios, según el grupo Aldea, que compila estadísticas sobre la situación de la mujer en el país.
La mayoría de manifestantes tuvo que protegerse con paraguas o ropa contra la lluvia, ya que al momento de la convocatoria cayó una fuerte lluvia, pero que sin embargo no mermó en demasía el ímpetu de la manifestación.
Todos los manifestantes también lucieron sus mascarillas de protección ante la pandemia del coronavirus y se notó el distanciamiento físico entre ellas que, pese a las adversidades, no pararon de corear consignas feministas.
Previo a la marcha, un grupo de trabajadoras ambulantes se apostó en las afueras del Municipio de Quito, donde reclamaron al alcalde, Jorge Yunda, por los malos tratos que aseguran sufren a diario por parte de lo policías metropolitanos que, muchas veces, les arrebatan los productos para la venta que ofrecen.
Ese grupo engrosó también la marcha que arrancó desde la céntrica Plaza del Teatro y que se dirigió hacia una sede de la Fiscalía General del Estado, ubicada en el centro-norte de la ciudad.
A pocas cuadras de haber iniciado la movilización, la lluvia se convirtió en un fuerte aguacero que desafió a la marcha femenina, aunque las mujeres lograron superar el vendaval y continuaron con la caminata.
A los costados y protegidos, muchos curiosos aplaudían el paso de las feministas, un colectivo que pretende echar raíz "en el corazón del pueblo", como se expuso en una pancarta.
En el trayecto, las mujeres pasaron a un costado de la sede de la Asamblea Nacional (Parlamento), donde aprovecharon para corear consignas contra ese poder del Estado.
"La lucha no se olvida, los derechos no se venden, los derechos se conquistan con la lucha de la gente", gritaron las manifestantes al pasar por la sede parlamentaria, donde ratificaron que la manifestación forma parte de "la lucha de la mujer trabajadora".
Al llegar a la Fiscalía, el grupo femenino exigió, megáfono en mano, que los agentes del Ministerio Público ejerzan sus competencias para esclarecer la desaparición de varias mujeres, sobre todo de varios casos emblemáticos que ya llevan varios años.
"Vinimos a la Fiscalía para decirles que no están haciendo nada" para investigar sobre las víctimas de la violencia ni sobre las "mujeres desaparecidas: Geovanna, Mischell, Camila, Juliana, Bridgite, Catherine, Luzmila, Leonor", repitieron a coro, al evocar los nombres de algunas de las mujeres desaparecidas.
Para la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo, conocido como grupo Aldea, la violencia de género es un problema estructural en Ecuador, que tiene cifras alarmantes.
"Una mujer es víctima de feminicidio cada 3 días" en este país, donde ya se han registrado 20 asesinatos de mujeres por el sólo hecho de serlas.
El 45 por ciento de las mujeres asesinadas tenían entre 25 y 39 años de edad, un 70 por ciento de todas ellas eran madres y dejaron a, al menos, 11 menores en la orfandad, precisó el último informe del grupo Aldea.
Asimismo, precisó que en cuanto al número de femicidios en este año en el país, un 40 por ciento de las víctimas había reportado antecedentes de violencia y 2 de ellas contaban con boletas de auxilio.
"El sistema de protección sigue fallando para laNi la lluvia que cayó este lunes en la capital ecuatoriana detuvo el ímpetu de una nutrida marcha por el Día de la Mujer y en la que cientos de ellas volvieron a reclamar contra la violencia de género, el patriarcado y los femicidios.
"¡Basta ya!" reclamó el colectivo en una pancarta con la que reprochó las cifras de la violencia machista, que en lo que va del año ha registrado 20 femicidios, según el grupo Aldea, que compila estadísticas sobre la situación de la mujer en el país.
La mayoría de manifestantes tuvo que protegerse con paraguas o ropa contra la lluvia, ya que al momento de la convocatoria cayó una fuerte lluvia, pero que sin embargo no mermó en demasía el ímpetu de la manifestación.
Todos los manifestantes también lucieron sus mascarillas de protección ante la pandemia del coronavirus y se notó el distanciamiento físico entre ellas que, pese a las adversidades, no pararon de corear consignas feministas.
Previo a la marcha, un grupo de trabajadoras ambulantes se apostó en las afueras del Municipio de Quito, donde reclamaron al alcalde, Jorge Yunda, por los malos tratos que aseguran sufren a diario por parte de lo policías metropolitanos que, muchas veces, les arrebatan los productos para la venta que ofrecen.
Ese grupo engrosó también la marcha que arrancó desde la céntrica Plaza del Teatro y que se dirigió hacia una sede de la Fiscalía General del Estado, ubicada en el centro-norte de la ciudad.
A pocas cuadras de haber iniciado la movilización, la lluvia se convirtió en un fuerte aguacero que desafió a la marcha femenina, aunque las mujeres lograron superar el vendaval y continuaron con la caminata.
A los costados y protegidos, muchos curiosos aplaudían el paso de las feministas, un colectivo que pretende echar raíz "en el corazón del pueblo", como se expuso en una pancarta.
En el trayecto, las mujeres pasaron a un costado de la sede de la Asamblea Nacional (Parlamento), donde aprovecharon para corear consignas contra ese poder del Estado.
"La lucha no se olvida, los derechos no se venden, los derechos se conquistan con la lucha de la gente", gritaron las manifestantes al pasar por la sede parlamentaria, donde ratificaron que la manifestación forma parte de "la lucha de la mujer trabajadora".
Al llegar a la Fiscalía, el grupo femenino exigió, megáfono en mano, que los agentes del Ministerio Público ejerzan sus competencias para esclarecer la desaparición de varias mujeres, sobre todo de varios casos emblemáticos que ya llevan varios años.
"Vinimos a la Fiscalía para decirles que no están haciendo nada" para investigar sobre las víctimas de la violencia ni sobre las "mujeres desaparecidas: Geovanna, Mischell, Camila, Juliana, Bridgite, Catherine, Luzmila, Leonor", repitieron a coro, al evocar los nombres de algunas de las mujeres desaparecidas.
Para la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo, conocido como grupo Aldea, la violencia de género es un problema estructural en Ecuador, que tiene cifras alarmantes.
"Una mujer es víctima de feminicidio cada 3 días" en este país, donde ya se han registrado 20 asesinatos de mujeres por el sólo hecho de serlas.
El 45 por ciento de las mujeres asesinadas tenían entre 25 y 39 años de edad, un 70 por ciento de todas ellas eran madres y dejaron a, al menos, 11 menores en la orfandad, precisó el último informe del grupo Aldea.
Asimismo, precisó que en cuanto al número de femicidios en este año en el país, un 40 por ciento de las víctimas había reportado antecedentes de violencia y 2 de ellas contaban con boletas de auxilio.
"El sistema de protección sigue fallando para las mujeres y la impunidad sigue siendo la normalidad en nuestro país", agregó el grupo Aldea en su estudio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala