Actualizado hace: 17 días 7 horas 34 minutos
Gobierno argentino reconoce violencia policial en la provincia de Formosa

La Administración de Alberto Fernández reconoció este viernes el uso desmedido de la violencia policial en la represión a una manifestación en la provincia argentina de Formosa por la que varios organismos de derechos humanos internacionales mostraron preocupación, pero mencionó una campaña de desprestigio contra ese Gobierno provincial.

Viernes 05 Marzo 2021 | 21:25

En las primeras horas de la tarde la policía local de Formosa reprimió con dureza a manifestantes que protestaban en rechazo a la vuelta a la fase más dura de aislamiento debido a la pandemia de coronavirus.

La represión con balas de goma, palazos y gases lacrimógenos derivó en decenas de manifestantes heridos y vecinos y periodistas detenidos.
La Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Horacio Pietragalla, dijo en un comunicado que "repudia la violencia ejercida" por la policía provincial sobre los manifestantes e informó que "el Gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial".
En tanto, señaló que "la campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el Gobierno provincial", el "uso político" de la oposición, el "constante boicot" a las medidas sanitarias y "la violencia desmedida de algunos manifestantes" no justifican "el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta".
Luego, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, tuiteó que "el Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía".
Y agregó que "en momentos de angustia colectiva tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional".
El Gobierno peronista de Fernández, que asumió en 2019, es aliado del gobernador también peronista de Formosa, Gildo Insfrán, quien está a cargo del Ejecutivo provincial desde 1995.
"Es de una enorme gravedad institucional" que la Secretaría de Derechos Humanos, "que debe representar a todos los argentinos, minimice la violencia que se vive en Formosa", según tuiteó el senador nacional por Formosa Luis Naidenoff, del partido opositor Juntos por el Cambio.
"Decenas de ciudadanos gravemente heridos por manifestarse vuelven a ser violentados por una Secretaría que manipula lo sucedido para seguir creando relato. La hipocresía y cinismo en su máxima expresión", expresó Naidenoff.
 
ECO EN ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS
Varios organismos de derechos humanos mostraron esta tarde su preocupación por los hechos de violencia en la represión policial.
Naciones Unidas Argentina advirtió que se deben investigar los hechos "de manera rápida, independiente y exhaustiva" y recordó que es preciso garantizar los derechos humanos en el marco de las políticas de respuesta a la crisis de covid-19, en su cuenta de Twitter.
La Comisión Interamericana de Derechos humanos llamó al Estado argentino "a respetar el derecho a la protesta y recordó que el uso de la fuerza debe considerarse como último recurso, en el marco de la excepcionalidad, justificado solo bajo los principios de legalidad, y absoluta necesidad y proporcionalidad".
Amnistía Internacional recordó en su cuenta de Twitter que "viene señalando que #Formosa debe garantizar los derechos humanos en el marco de las políticas de respuesta a la pandemia".
 
UNA SERIE DE DENUNCIAS
El Gobierno de esta provincia ya había sido cuestionado por evitar el ingreso y egreso de personas de su territorio debido a la pandemia y por retener personas en centros de aislamiento que derivaron en denuncias en la Justicia y cuestionamientos de organismos de derechos humanos.
Esta vez la provincia había instaurado la vuelta al aislamiento social preventivo y obligatorio en la capital provincial hasta el 18 de marzo.
En respuesta, vecinos y comerciantes locales decidieron marchar, ante el declive de la economía, hacia la casa de Gobierno para protestar por la medida. Pero los enfrentamientos con la policía derivaron en la dura represión de la policía.
Luego de los disturbios, la tensión continuaba en la provincia. Por la noche vecinos y comerciantes se quedaron en la calle desafiando las medidas de aislamiento del gobernador Insfrán.
Ayer en la capital de Formosa sólo se detectaron 17 casos de coronavirus. En tanto, desde el inicio de la pandemia, la provincia ha anotado 1.337 casos, unos 220 cada cien mil habitantes, según el Ministerio de Salud nacional. EFE
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala